La ONU endurece sanciones contra Norcorea

Los miembros del Consejo de Seguridad instaron a todos los países a revisar los transportes sospechosos de llevar material radiactivo. Crearán un comité que controlará las medidas.



#

La sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

NUEVA YORK.- Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobaron ayer por unanimidad la resolución 1874 que endurece las sanciones contra Corea del Norte después de la prueba nuclear que el país norcoreano realizó el pasado 25 de mayo.

Con la resolución, el Consejo de Seguridad condena de la forma "más severa" las recientes provocaciones norcoreanas.

Tras más de dos semanas de intensas negociaciones, los cinco miembros permanentes del Consejo -China, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y Rusia-, junto con Japón y Corea del Sur, llegaron a un acuerdo para presentar a votación una amplia y detallada resolución de seis páginas, luego de tener el visto bueno de China, tradicional aliada de Corea del Norte.

El texto aprobado insta, entre los puntos más destacados, a todos los países a que inspeccionen todo transporte norcoreano, incluidos puertos marítimos y aeropuertos, cuando sospechen que trasladan armamentos prohibidos.

También llama a todos los miembros de la ONU a no realizar nuevas inversiones, aportar ayudas financieras o conceder préstamos a Corea del Norte excepto cuando sea con fines humanitarios.

Éstos son los puntos más novedosos de una resolución que se apoya y va más allá de la anterior resolución 1718 que aprobó el Consejo contra Corea del Norte en 2006, y que contemplaba sanciones contra el régimen de Pyongyang por realizar su primera prueba nuclear.

Además, la resolución insta a Corea del Norte a que no lleve a cabo ninguna prueba nuclear o lanzamiento de misiles más, pide que regrese al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares y que vuelva a la mesa de negociaciones.

También establece la creación de un panel de expertos, que tendrá que ser designado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y que tendrá la misión de monitorear la aplicación de las medidas de la resolución.

El panel estará supervisado bajo el comité que fue creado en 2006 con el objetivo de hacer un seguimiento de la aplicación de la resolución 1718 aprobada entonces sobre Corea del Norte.

Todos los miembros del Consejo aplaudieron la nueva resolución. La representante de Estados Unidos Rosemary DiCarlo la valoró de "robusta" y "sin precedentes". "Como (el presidente estadounidense Barack) Obama dijo, las acciones deben tener consecuencias".

DiCarlo enfatizó como novedoso del texto que "ha establecido todo un marco nuevo para que los Estados colaboren en la inspección de barcos o aviones sospechosos de llevar armas de destrucción masiva o productos que están prohibidos".

Sobre la cuestión de si tal resolución implicaría un uso de la fuerza en el caso que, por ejemplo, un barco norcoreano se niegue a ser inspeccionado, el embajador del Japón ante la ONU, Yukio Takasu, dijo que "esta resolución no provee todas las medidas necesarias, como es el uso de la fuerza", comentó ante la prensa. Takasu explicó que, en todo caso, el país que se encuentre ante la situación de que un barco norcoreano rechace ser inspeccionado tendrá que informar al Consejo. (DPA)


Comentarios


La ONU endurece sanciones contra Norcorea