La oposición dice que Sobisch busca disimular la crisis neuquina



NEUQUEN (AN).- Jorge Sobisch apretó el acelerador en busca de la reelección apenas aterrizó en tierra neuquina con el anuncio del adelantamiento de las elecciones provinciales para marzo o abril próximo.

Sin embargo, para la oposición se trata de un intento por desviar la atención de los problemas de fondo que aquejan a los neuquinos.

"Es un globo más de los que tira (por Sobisch) como el de la fusión entre Neuquén y Río Negro para que todos empecemos a discutirla", puntualizó el diputado justicialista y precandidato a la intendencia neuquina, Aldo Duzdevich.

Indicó que para votar en marzo o abril habría que modificar la ley electoral de la provincia.

La norma establece, según enfatizó Duzdevich que los comicios se pueden realizar 60 ó 90 días antes de que finalice el mandato del gobernador y vicegobernador. Por eso, consideró que la propuesta no tienen sentido.

El diputado aliancista y referente del radicalismo neuquino, Ricardo Villar, sostuvo en un comunicado de prensa que el adelantamiento de los comicios "era previsible".

"Sobisch debía desviar la atención de los problemas de fondo que afectan a los neuquinos como desocupación, marginalidad, violencia, concentración de la riqueza, bolsones de corrupción que ya no puede disimular, problemas en el gabinete".

Como contrapartida, Villar consideró que "sería saludable que los neuquinos que no compartimos el modelo político que lidera Sobisch avancemos desde la oposición y la protesta, hacia la propuesta alternativa, una tarea que ha que hacer a diario, en forma simultánea con atención seria de los flagelos que azotan a los neuquinos y cuyos efectos son anestesiados por el dispendio de los recursos públicos que hacen los administradores del Estado".

Desde el felipismo una fuente opinó que se trata de una maniobra para impedir que la oposición recomponga sus líneas y pueda presentarle pelea al sobischismo que disfruta de una cómoda hegemonía política.

"El gobernador se está viendo muy afectado por el escándalo de Centenario que lo complica a (Jorge) Lara, por eso está preocupado", planteó la misma fuente.

En consecuencia, agregó, "(Sobisch) tiene temor a que se conforme una fuerza alternativa seria".

Por lo pronto, Sobisch reiteró que las elecciones para renovar todos los cargos provinciales se realizarán en marzo o abril próximo.

"Tengo decidida la fecha y la anunciaré más adelante", dijo ayer en diálogo con la AM Cumbre.

Más aún, el mandatario neuquino señaló que "es importante poder ir llevando adelante una propuesta como la del MPN y también es importante que la oposición comience a pensar en una propuesta superadora".

Hasta hace unos meses, el gobernador Sobisch había descartado la posibilidad de adelantar las elecciones en la provincia porque la situación política y social estaba estabilizada.

Ese fue un argumento que agitó a modo de una política ya decidida.

El diputado del ARI, Carlos Moraña, sostuvo que "el gobierno provincial está haciendo agua a pesar de los esfuerzos titánicos de sus ministros, el iceberg de Centenario rompió la falaz paz social instalada a fuerza de dilapidar recursos y apretar a los rebeldes".


Comentarios


La oposición dice que Sobisch busca disimular la crisis neuquina