Por las exigencias, no creen que haya prueba piloto para la pesca en Neuquén

Los sectores privados tienen un mesurado entusiasmo. Esperan que se aprueben los protocolos, pero temen que pase lo mismo que en el invierno cuando se prometía la apertura y luego fracasó.





El turismo de la pesca con mosca sería un alivio para el alicaído sector cordillerano. Patricio Rodríguez

El turismo de la pesca con mosca sería un alivio para el alicaído sector cordillerano. Patricio Rodríguez

No son horas fáciles para la ministra de Turismo de Neuquén, Marisa Focarazzo. En los destinos turísticos cordilleranos la expectativa por una acotada prueba piloto desde el 1 de noviembre se pierde ante la imposibilidad de hacer reservas en octubre, que es el mes clave de cara a la temporada de verano. Los dedos señalan a la funcionaria y esperan -al menos- que la próxima semana se aprueben los protocolos y poder darles más definiciones a los turistas que hacen consultas.

El secretario de Turismo de San Martín de los Andes, Alejandro Apaolaza, estima que los protocolos oficiales se conocerán la próxima semana. José Boer, de la Cámara de Comercio de Villa la Angostura detalló que el jueves les enviaron un borrador y el viernes lo devolvieron con sus sugerencias. También apuesta a los próximos días: “tiene que salir la que viene, sino ¿cuándo?”.

Guillermo Cardone, de la Cámara de Comercio de Villa Pehuenia, explicó que el sector ya no puede esperar. “Buscamos respuestas por parte de la ministra, después de siete meses debería tenerlas. Tenemos miedo de que pase lo mismo que en el invierno, que nos dijo ‘van a abrir’ y no pasó nada, no hubo turismo”.

A los malos antecedentes se le suma el transcurrir del mes clave para las reservas de verano. El presidente de la Cámara de Comercio de San Martín, Lucas Mantaras , indicó que la mayoría no está tomando reservas por la incertidumbre que hay. Aclaró que hay alojamientos informales que sí lo hacen, pero que eso significará un prejuicio porque, por los bocetos de protocolos, no estarán autorizados como se estipula para conocer el lugar de residencia del turista en el lugar de destino.

Las consultas sobre reservas fueron incentivadas por el plan “Previaje”, explicó la flamante secretaria de Turismo de Villa la Angostura, Marina González. Se trata de un programa de Nación que prevé el reintegro del 50% de los gastos en prestadores inscriptos para poder gastarlo en el sector turístico. Sin embargo, la funcionaria recordó que para poder usarlo en enero y febrero, los turistas deben hacer sus reservas antes de que termine octubre. Esto, para los prestadores de servicio, supone una nueva necesidad de los protocolos para poder responder dudas y concretar dichas reservas.

Otro de los aspectos que tanto Mantaras como Carbone resaltaron que afecta la posibilidad de tomar reservas es que no se abran las fronteras. Ambos afirmaron que, sí se permite la llegada de turistas del exterior, se sumará a un gran flujo de Chile incentivado por la diferencia cambiaria. Se trata de una tendencia que venía creciendo y que, antes supo ser al revés, con argentinos yendo a comprar al país chileno porque los precios eran más bajos.

Actualmente, las esperanzas de la temporada de verano en todo el país están puestas en que funcione bien la prueba piloto que comenzó en Bariloche el viernes. Uno de los principales destinos turísticos se preparó para recibir hasta 500 turistas del Alto Valle y para probar su adaptación a los protocolos.

Hay consultas por el plan Previaje pero es para usarlo en enero y febrero y las reservas deben hacerse en este mes de octubre”.

Marina González, secretaria de Turismo de Villa La Angostura

Neuquén también tiene prevista su prueba piloto, que comenzaría el 1 de noviembre enfocada en la temporada de pesca. Pero, antes de que se la confirme oficialmente, hubo otro revés para el turismo neuquino. “Por los dichos de la obligatoriedad de guías para los pescadores, en Junín se han caído reservas en todos lado, los prestadores están agotados, híper sensibles, enojadísimos, frustrados y no se cuantos epítetos más”, describió Michelle Eyherabide, de la Cámara de Comercio de Junín de los Andes.

Desde todos los sectores se resaltó el trabajo en conjunto entre los prestadores y los Municipios, pero también que no alcanzan. Aseguran que el sector se encuentra en crisis y para poder apostar a la temporada de verano precisan poder tomar las reservas ahora y es imposible si no tienen las certezas que, lamentan, Focarazzo aún no les da.


Comentarios


Por las exigencias, no creen que haya prueba piloto para la pesca en Neuquén