“La presidenta y la diabetes”



En la versión on-line del diario “La Nación”, bajo el título “La frase de Cristina sobre la diabetes en Twitter que causó revuelo”, se destaca que la presidenta Cristina Fernández dijo en Twitter que “hay 80 millones de diabéticos en el mundo, que además tienen alto poder adquisitivo”. Y enfatizó: “La diabetes es una enfermedad de gente de alto poder adquisitivo porque son sedentarios y comen mucho”. Lo expuesto es manifiestamente erróneo y aparece oportuno exponer una breve síntesis sobre la etiología y gravedad de la enfermedad para evitar malos entendidos. Así en www.es.wikipedia.org se indica: “La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglucemia. La causan varios trastornos, siendo el principal la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células ß de los Islotes de Langerhans del páncreas endocrino, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. La diabetes mellitus y su comorbilidad constituyen actualmente la principal causa de preocupación en salud pública”. En el 2000 se estimó que alrededor de 171 millones de personas eran diabéticas en el mundo y que llegarán a 370 millones en el 2030. Este padecimiento causa diversas complicaciones, dañando frecuentemente ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos. Sus complicaciones agudas (hipoglucemia, cetoacidosis, coma hiperosmolar no cetósico) son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad mientras sus complicaciones crónicas (cardiovasculares, nefropatías, retinopatías, neuropatías y daños microvasculares) son consecuencia del progreso de la enfermedad. El Día Mundial de la Diabetes se conmemora el 14 de noviembre. En suma, el alto o bajo poder adquisitivo no tiene nada que ver con esta enfermedad, que como se ha señalado más arriba constituye la principal causa de preocupación en salud pública, como tampoco son determinantes para su padecimiento el sedentarismo o comer mucho. Estimo que es importante aclarar el punto y publicar la presente, en tanto la autoridad y trascendencia que tienen las opiniones de la presidenta, en al menos el 54 % de los argentinos, puede generar que sus seguidores no acudan al tratamiento médico no obstante ser diabéticos pues concluyan no tener esa patología por no poseer un alto poder adquisitivo, desarrollar una intensa actividad y comer poco. Héctor Luis Manchini DNI 7.779.947 San Martín de los Andes

Héctor Luis Manchini DNI 7.779.947 San Martín de los Andes


Comentarios


“La presidenta y la diabetes”