La protesta de Salud complicó el centro neuquino

Exigen una mejora salarial que supere los 1.300 pesos.

Leonardo Petricio

Los piquetes se mantuvieron hasta las 13, cuando la columna partió hacia Casa de Gobierno para finalizar en el hospital Castro Rendón.

NEUQUÉN (AN).- Los tres gremios que nuclean a los trabajadores y profesionales de la Salud pública (ATE, UPCN, Siprosapune) realizaron ayer un paro por 24 horas y distintos cortes sobre la avenida Argentina que complicaron el tránsito vehicular por el micro centro durante toda la mañana. Exigen una propuesta salarial que supere los 1.300 pesos de suma fija y en cuotas.

Tal como lo habían anticipado los sindicatos confluyeron en una medida de fuerza que no fue conjunta pero coincidió en el día y la metodología.

ATE además del paro montó desde las 9 varios cortes sobre la avenida Argentina, desde Independencia hasta Belgrano, impidiendo el paso de vehículos por la zona más circulada del centro capitalino.

Los piquetes se mantuvieron hasta las 13 cuando la columna de manifestantes partió hacia Casa de Gobierno para finalizar en el hospital Castro Rendón.

“El gobierno tiene que poner una masa salarial diferente, si no hay convocatoria seguramente se va a analizar profundizar las medidas de fuerza la semana que viene”, explicó el delegado de la junta interna por el Castro Rendón, Juan Millapán.

Mañana se desarrollarán las asambleas en cada nosocomio y el lunes habrá un nuevo plenario provincial.

El gobierno ofreció al sector salud el mismo incremento otorgado al escalafón general (1.300 pesos de suma fija remunerativa no bonificable, a pagar en tres cuotas, dos en 2014) y aseguró que fue el máximo esfuerzo.

“Cuando se hicieron las mesas sectoriales fue porque en cada escalafón la recomposición repercute distinto. No tiene sentido dividir las mesas si van a hacer la misma oferta a todos los sectores, acá tienen que poner mayores recursos sobre la mesa salarial”, remarcó en la víspera el secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo.

Profesionales también

Los profesionales agrupados en Siprosapune también llevaron adelante un paro y se apostaron ayer a la mañana sobre avenida Olascoaga y Planas interrumpiendo la circulación hasta el mediodía.

El dirigente y médico, César Dell’ Alli indicó que no recibieron ningún tipo de convocatoria por parte del gobierno por lo que evaluarán en los próximos días cómo continuar con la protesta.

También mantienen la medida de “lapiceras caídas”, por la que no firman certificados.

UPCN acompañó el paro de 24 horas con una acción en el Castro Rendón y durante unas tres horas cortaron parcialmente el tránsito en la intersección de Buenos Aires y Talero.

Sobre el rechazo a la oferta oficial el vocal Gustavo Nuño sostuvo que “no se aceptó porque en salud la complejidad del trabajo es diferente y hay poca valoración del salario y un atraso importante”.


Comentarios


La protesta de Salud complicó el centro neuquino