Un caño roto inundó el acceso a dos barrios privados en Neuquén

No afecta la provisión de agua potable por tratarse de un ducto de bombeo. 




Los trabajos demandarán tres horas y a la noche volverá a funcionar el acueducto. Foto: Gentileza.

Los trabajos demandarán tres horas y a la noche volverá a funcionar el acueducto. Foto: Gentileza.

Desde el EPAS confirmaron que el agua que anegó la calle Anaya no es potable. Se trata de un ducto, de 400 milímetros, que toma desde el Limay y lleva hacia el sistema de potabilización de la calle Bejarano.

Esteban Rodríguez, subgerente del EPAS a cargo de las redes en zona este, aseguró que en tres horas estará reparado. Se trata de un acueducto que se encuentra a 3,5 metros de profundidad.

El ducto se fisuró y al tratarse de un material similar a la fibra de vidrio necesitó de la fabricación de una junta especial a medida de la cañería.

En el lugar están trabajando con camiones succionadores para sacar el agua de la calzada. Sin embargo Rodríguez aseguró que no están afectados los ingresos a los exclusivos barrios La Zagala y La Peregrina.

Además aclararon que se afectó la provisión de agua porque, recordaron, no se trata de agua potable, sino agua que va al sistema de potabilización. Calculan a la noche volver a bombear desde Anaya por ese ducto para recomponer el sistema de cisternas, que igualmente están recibiendo de otros bombeos como el que llega desde Mari Menuco.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Un caño roto inundó el acceso a dos barrios privados en Neuquén