La Ruta 65 parece un campo minado tras las lluvias

Los baches, entre Cipolletti y Roca, se están adueñando de la calzada. Tapados de agua, causan estragos en los autos. Se multiplican daños en neumáticos y llantas.



#

Los pozos en la ruta Chica, un eterno dolor de cabeza en la zona que empeoró con el aguacero.(Foto: MIGUEL GAMBERA )

Los baches, entre Cipolletti y Roca, se están adueñando de la calzada.

Es de madrugada y en medio de la oscuridad del cruce de circunvalación y la Ruta 65, en Cipolletti, un fuerte golpe le avisa al conductor de un Chevrolet Aveo que tuvo la desgracia de caer en un enorme bache repleto de agua. El auto avanza algunos metros más y antes de llegar al próximo lomo de burro, se detiene en la banquina. La llanta quedó destruida y la cubierta delantera que atravesó el súper pozo no sirve más porque terminó con dos tajos en el perfil.

Unos kilómetros más allá o más acá, la situación se repite y cuando los automovilistas se bajan de sus vehículos luego de haberse “tragado” un bache sobre la Ruta 65, entre Cipolletti y Roca, las rostros de bronca y angustia se multiplican. Durante las últimas dos semanas el temporal de lluvia hizo estragos en las rutas y calles de la región.

Algunos sectores de la Ruta 65 parecen un campo minado y se encuentran en pésimas condiciones de transitabilidad. Para ingresar a Cipolletti hay que zigzaguear los baches y camino a Allen un tramo de la Ruta 65 presenta extrema peligrosidad porque el agua de lluvia no tiene escurrimiento y entre la mano sur de la cinta asfáltica y la banquina se formó una gran laguna. Entonces para esquivar el agua la mayoría de los conductores intentan transitar ese sector por la mano norte, con el riesgo inminente.

El sábado en la noche varios vehículos sufrieron roturas de llantas y neumáticos justo frente a la bodega Vagnoni donde el agua que se acumuló en las banquinas carcomió el pavimento. Personal del Cuerpo de Seguridad Vial de Allen tuvo que montar un operativo en el lugar para señalizar el gran bache. En tiempos de crisis económicas, toparse con un bache y romper el auto puede costar más de 10.000 pesos, según los daños. “La verdad es que no estamos dando abasto con la reparación de llantas”, dijo el encargado de una firma a de venta de neumáticos.

Con mucho cuidado al transitar

Circular a baja velocidad y con extrema precaución por las rutas que se encuentran averiadas.

Llevar en el vehículo balizas, linterna y también elementos refractarios de seguridad que son obligatorios, para alertar sobre inconvenientes.

Controlar el estado del críquet, la llave cruz y la rueda de auxilio antes de emprender cualquier salida.

Costos

Datos

700/1.300
Reparar una llanta de acero sale entre 700 y 900 pesos y una de aleación entre 1.100 y 1.300 pesos.
1.460/1.700
Cambiar una cubierta rodado 13 tiene un valor aproximado de 1.460 pesos y una rodado 14 alrededor de 1.700 pesos.

Comentarios


La Ruta 65 parece un campo minado tras las lluvias