La suspensión de Dilma ponía fin a 13 años de gobierno del PT en Brasil

La maratónica sesión se realizó en medio de manifestaciones a favor y en contra de la gobernante y en un clima de pesimismo oficialista y fin de ciclo.




El Senado brasileño tenía previsto una votación histórica esta madrugada para iniciar el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, poniendo fin a 13 años de gobierno de izquierda en medio de una seria crisis económica y política en ese país

Rousseff será suspendida del cargo mientras se realiza el juicio, y el vicepresidente Michel Temer ocupará su puesto hasta por seis meses mientras se decide si la presidenta será, o no, destituida permanentemente.

El presidente del Senado, Renan Calheiros, esperaba que se votara só o sí, por lo que el juicio a la mandataria parecía inevitable. “Estoy solicitando la paciencia de todo el mundo porque necesitamos seguir con esto hasta concluirlo’’, afirmó Calheiros .

La maratónica sesión comenzó en la mañana y se espera que se extendiera hasta esta madrugada. De los 81 senadores que integran el cuerpo, 69 se inscribieron para hablar antes de votar a través de un panel electrónico. Cada legislador tiene 15 minutos para pronunciar su discurso. A doce horas de iniciado el debate, de 36 discursos, 28 respaldaban el inicio del proceso.

Varios miles de manifestantes en pro y en contra del gobierno se reunieron frente al Senado, donde fueron obligados a permanecer separados por medio de un muro erigido en medio del césped. Se produjeron breves pero intensos enfrentamientos entre la policía y manifestantes que dejaron algunos heridos.

La primera mujer que preside Brasil en su historia está acusada de violar leyes fiscales la modificar partidas presupuestarias, pero el proceso se ha convertido en una suerte de referendo sobre Rousseff y su manejo del país , afectado por la peor recesión en décadas y un escándalo por sobornos ne la estatal Petrobras.

Se necesitaba una mayoría simple, de 41 votos sobre 81, para que el juicio sea abierto, algo que se daba por descontado anoche. El temor del oficialismo era que sean más de 54 senadores los que votaran a favor del juicio. Si se alcanza o se supera ese número, que equivale a las dos terceras partes del Senado, las posibilidades de que Rousseff sea absuelta al final del proceso en septiembre son casi nulas.

La presidenta retiró objetos personales de su despacho en la Presidencia, donde el clima “es de velorio” y se recluyó en la residencia oficial. Antes, grabó un video que será difundido a la población inmediatamente tras su suspensión. La maniobra de último minuto del gobierno para frenar el impeachment fue infructuosa: el Supremo Tribunal rechazó el recurso para anular el proceso.

Balance del Senado

“Estoy solicitando la paciencia de todo el mundo porque necesitamos seguir con esto hasta concluirlo esta misma jornada”.

Hernán Calheiros, titular del Senado y tercero en la línea de sucesión del poder.

Datos

53
de los 81 senadores ya tenían decidido votar en favor del juicio a la presidenta, 12 más de los necesarios.
21
senadores del PT y aliados más estrechos ya decidieron votar en contra del impeachment.
7
eran los legisladores indecisos o que optarían por la abstención, aunque no pesarían en la decisión final del cuerpo.
“Estoy solicitando la paciencia de todo el mundo porque necesitamos seguir con esto hasta concluirlo esta misma jornada”.

Temas

Brasil

Comentarios


La suspensión de Dilma ponía fin a 13 años de gobierno del PT en Brasil