La tercera ronda del Abierto de Australia, el karma de los argentinos

El Peque y el bahiense volvieron a demostrar que están en un gran momento y se metieron en la tercera ronda del Abierto de Australia, instancia que suele ser filtro para los argentinos.



El Peque está entre los 32 mejores por tercer año consecutivo.

El Peque está entre los 32 mejores por tercer año consecutivo.

En la última década el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para los tenistas argentinos, que no suelen tener buenas actuaciones en Melbourne.

Del 2010 a la actualidad solo dos representantes albicelestes lograron superar la tercera ronda del certamen para meterse entre los 16 mejores y apenas un puñado logró acceder a esa instancia.

En la edición 2020, que se está llevando a cabo desde el domingo el pasado, ya son dos los criollos que están entre los 32 mejores del campeonato.

Ellos son Diego Schwartzman y Guido Pella, quienes vencieron al español Alejandro Davidovich Fokina y al francés Gregoire Barrere, respectivamente, para acceder a la Tercera Ronda.

El Peque superó a Davidovich Fokina por 6-1, 6-4 y 6-2 en una hora y 56 minutos, y en la próxima instancia jugará ante el serbio Dusan Lajovic, que superó a Marc Polmans por 6-2, 6-4 y 6-3.

Por su parte, el bahiense eliminó a Barrere en dos horas y 11 minutos con un marcador de 6-1, 6-4, 3-6 y 6-3, y tendrá como próximo adversario a Fabio Fognini, que dejó en el camino al australiano Jordan Thompson.

Pella atraviesa un gran presente en el Abierto de Australia.

La clasificación de Pella y Schwartzman a esta instancia del Australian Open es un hecho significativo porque es la cuarta ocasión en la última década que hay más de dos argentinos.

En 2018 fueron el Peque, Juan Martín Del Potro y Nicolás Kicker; en 2012 al tandilense lo acompañó Juan Ignacio Chela; mientras que en 2010 fueron Torre de Tandil y Juan Mónaco.

Las dificultades de los albicelestes para ganar dos partidos o más en el primer Grand Slam del año quedan evidenciadas al analizar los últimos historiales y ver que en 2011, 2014, 2015 y 2017 nadie pudo lograrlo.

Schwartzman, por su parte, volvió a demostrar que es la mejor raqueta nacional al ser el único que por tercer año consecutivo se metió en la tercera ronda.

El otro argentino que sigue con vida en el certamen es Federico Delbonis, quien mañana (no antes de las 8.30 de Argentina) chocará con Rafael Nadal por la segunda ronda del certamen.


Comentarios


La tercera ronda del Abierto de Australia, el karma de los argentinos