Las cloacas, una necesidad repetida en Chos Malal

Vecinos del barrio Uriburu reclamaron al municipio que se construya la red por los inconvenientes que generan los pozos absorbentes. Sólo el 20% de la localidad cuenta con el servicio.



CHOS MALAL (ACHM).-Vecinos del barrio Uriburu de esta ciudad, donde viven más de 300 familias, solicitaron al municipio que se priorice la construcción del sistema de drenaje cloacal para el sector por la problemática en los pozos negros, tanto a nivel ambiental como económico.

Al reclamo de los vecinos del barrio más populoso de Chos Malal, se suma el de la comunidad en general, que insiste en que se construya el sistema cloacal, servicio que actualmente posee sólo el 20% de la comunidad.

Atrás quedó la promesa del gobernador Jorge Sobisch de incluir el servicio en el presupuesto provincial. Hasta ahora no hubo definiciones sobre el tema.

En una nota firmada por vecinos del barrio Uriburu, se solicita al intendente Oscar Koenig la construcción del sistema cloacal “dado que la mayoría de los residentes del lugar son familias de escasos recursos, para las cuales abonar el costo de un desagote resulta imposible”.

Reconocen que el municipio se hace cargo de los desagotes en viviendas cuyas familias no poseen recursos o los mismos son escasos, “pero muchas veces pasan semanas antes de que el camión actúe”, indicaron los vecinos, haciendo referencia a que al contar con tanta población es imposible que se brinde el servicio a todos.

Indican que es “oportuno y lógico” que se construya “una red que recolecte los líquidos cloacales, ya que redundará en mejorar la calidad de vida de los habitantes que viven en los distintos planes habitacionales que conforman el barrio.

Solicitan al jefe comunal que se “analice y profundicen las posibilidades de concreción para llevar adelante la obra de la red cloacal”.

La falta de este servicio se hace sentir no sólo en este sector de la ciudad, sino también en los distintos barrios como el Cordillera del Viento, Parque la Hoya, Tiro Federal, Don Bosco, Las Flores y Centenario.

Los líquidos cloacales han ganado en muchos casos las calles, provocando quejas por parte de los vecinos por los olores nauseabundos, situación que se repite en las acequias de sectores como el área centro, Las Flores y Don Bosco.

Pero además de esta situación está el accionar desaprensivo de algunos vecinos, que arrojan desmedidamente aguas servidas a las vía pública.

Además, quienes viven en los sectores cercanos a las chacras, deben padecer las consecuencias por los olores desagradables que despiden las tres piletas de oxidación a cielo abierto, ubicadas a la margen izquierda del río Neuquén. En el lugar se depositan los líquidos cloacales provenientes del servicio de desagote.

Actualmente, en una población estimada en 12.000 habitantes, sólo el 20% cuenta con este servicio.

Son los que viven en los barrios Area de Frontera, IV División, Mudón y algunos sectores de la zona centro que lograron engancharse a la colectora principal.


Comentarios


Las cloacas, una necesidad repetida en Chos Malal