Crecieron un 50% los viajes a Chile y preocupan cada vez más

La Cámara de Comercio de Bariloche advirtió sobre el impacto negativo del consumo fuera del país. Piden que se implementen los planes en cuotas sin interés.



#

Las largas filas para realizar los trámites aduaneros no detienen a los viajantes.(Foto: Archivo )

Crecieron un 50% los viajes a Chile y preocupan cada vez más

Alrededor de 10.000 argentinos cruzaron a Chile por el paso Cardenal Samoré el último fin de semana largo y estiman que serán muchos más los que viajen durante el próximo feriado del 8 y 9 de diciembre, a pocas semanas antes de las fiestas de fin de año.

Según datos de Migraciones, los viajes a Chile, a través de este paso, aumentaron un 50 por ciento en el último año. Pero lo más preocupante es que, en la mayoría de los casos, los argentinos superan el monto de la franquicia y optan por pagar el remanente en la aduana. También sabemos que la gente que viajó este fin de semana ya está realizando las compras de fin de año”, manifestó Claudio Cabaleiro, gerente de la Cámara de Comercio Bariloche.

El último feriado por el Día de la Soberanía, 10.280 argentinos en vehículos particulares y micros cruzaron al vecino país desde el viernes hasta el domingo. Ni siquiera el fin de mes fue motivo suficiente para opacar el viaje.

Te puede interesar: Las compras son más selectivas en los viajes a Chile

Los viajeros que decidieron cruzar durante todo el viernes y el sábado por la mañana debieron aguardar varias horas en la aduana. Por la tarde del sábado, la circulación ya era más fluída.

Desde la Terminal de Ómnibus de Bariloche, señalaron que no fue necesario disponer de refuerzos de micros hacia Chile para este fin de semana largo ya que la mayoría prefiere viajar en autos particulares. “Un pasaje de Bariloche a Osorno sale alrededor de 1200 pesos, ida y vuelta, en un semicama. Por mucho menos, llenás el tanque”, sintetizó el empleado de una de las empresas de transporte.

Los hoteleros de Bariloche también comenzaron a manifestar su preocupación por la gran cantidad de turistas que proyectan una escapada a Chile durante su visita a Bariloche y a la región. El fenómeno comenzó a registrarse con mayor intensidad el último año.

Chile pasó a ser una atracción más para nuestros turistas. Ya son muchos los hoteleros que comentan que los pasajeros llegan para descansar unos cuatro o cinco días y después, aprovechan el periplo para cruzar a comprar, argumentando que allá está todo más barato”, admitió Rubén Kodjaián, de la Asociación Hotelera Gastronómica de Bariloche.

Las agencias alquiladoras de auto también reconocen que en el último tiempo, aumentaron los pedidos de vehículos para cruzar a Chile.

Tiene un costo adicional pero se juntan tres o cuatro personas en un auto y aprovechan para cruzar, desesperados por comprar. Hay de todo: gente de Buenos Aires, Córdoba, Rosario. Algunos van y vuelven en el día; otros, pernoctan en Chile”, detalló José Lepio, dueño de una agencia.

Solo durante los siete fines de semana largos del año, se registró el cruce de 118.615 personas por este paso fronterizo. En febrero, el feriado por Carnaval registró la mayor afluencia de tránsito, con 29.000 personas, seguido por Semana Santa, con 18.940 personas. El fin de semana largo en el que menos gente cruzó la frontera fue el feriado de agosto.

“Un fin de semana largo pasan 25.000 argentinos pero lo preocupante también es que un fin de semana común y corriente circulan 7.000. Uno no se puede contraponer a un consumidor que busca un mejor precio”, señaló Cabaleiro y agregó: “El estado no está tomando este tema dentro de sus prioridades y lo que genera es que el sector comercial se resienta aun más. Al haber menor actividad, bajan los ingresos de tributos para el sector público y se genera pérdida de empleo. Todas las ciudades en las zonas fronterizos sufren esto mismo”.


El celular como calculadora en una mano, bolsas en la otra y la vista que quiere abarcar todo de una simple vista. Esa es la postal de los argentinos en las grandes tiendas de Osorno.

La suba del dólar en la última semana desfavoreció el cambio en detrimento del peso argentino, pero la diferencia sigue siendo tentadora.. El sábado la relación era de $1 peso argentino por $43 pesos chilenos, aproximadamente. Pero el cambio varía según la oscilación del dólar.

Electrodomésticos, artículos electrónicos, camperas y calzado, siguen en el top de los productos más requeridos por los turistas argentinos.

“Algunas cosas re convienen, pero algunas otras si bien son más baratas, allá las puedo comprar en 12 cuotas, acá es cash o en un pago con tarjeta. En esos casos prefiero comprarlo en la Argentina”, comentó una vecina de Bariloche en la fila de una conocida tienda de bazar del portal Osorno. Viajó con una amiga por el día para hacer compras.

El fin de semana pasado las grandes tiendas comenzaron con la liquidación anticipada de la temporada de invierno con el famoso “2×1” que atrae a los argentinos. Dos camperas de pluma de segunda marca por $600 o $700; liquidación de botas o zapatillas de marca desde $500.

En electrónica la diferencia continúa siendo abismal: un Smart TV LSD 40¨ marca Samsung que cuesta en nuestro país unos $10.000, e la misma cadena de tienda pero en Chile, cuesta la mitad.

Camperas y calzado se encuentran entre los productos más solicitados.

Movimiento constante

Personal de la Aduana Argentina y Chilena coinciden en que si bien bajó la cantidad de turistas por la temporada baja, el movimiento es constante y sigue creciendo. “En la semana y los fines de semana normales la mayoría son de La Angostura, Bariloche o San Martín. Los fines de semana largo se suman de otras ciudades de la región o Buenos Aires”, detalló un funcionario.

Según datos oficiales de la Aduana Chilena, desde enero a mayo de este año cruzaron por el Paso Samoré un total de 687 mil personas, de las cuales 381.965 fueron argentinos. La cifra refleja un alza del 20% respecto del mismo período de 2015.

Sólo entre abril y mayo cruzaron a Chile unos 100 mil argentinos, que para la Cámara de Turismo de Osorno se trató exclusivamente de”turismo de compras”.

La tendencia: quedarse a dormir una noche en Osorno

Años atrás, cuando recién iniciaba el “boom” de compras en Chile, la gente iba y venía por el día a comprar a Osorno. Si se quedaba una noche, lo hacía en Puerto Montt, Frutillar, Puerto Varas o Valdivia, las ciudades más turísticas y cercanas del sur del país vecino.

Gracias a una propuesta hotelera más amplia y precios accesibles, ahora es más frecuente que el turista argentino decida quedarse una noche en Osorno para retomar la actividad de compras temprano en la mañana. Es que entre el tiempo que se pierde en horas “pico” en los trámites aduaneros y el acotado horario (en invierno el horario es de 9 a 19 en Argentina, de 8 a 18 en Chile, que tiene una hora menos), queda muy poco tiempo para recorrer las tiendas y comparar precios.

La gastronomía también atrae, principalmente los platos de mariscos y salmón rosado. Se puede comer mariscos en un restaurante gourmet desde $200 por persona.


Comentarios


Crecieron un 50% los viajes a Chile y preocupan cada vez más