Las mujeres son las que más eligen estudiar criminalística

Quieren hacer pericias, estar en la escena del crimen. Las series de TV los influye bastante en la decisión.

La Tecnicatura Superior en Criminalística que se dicta en el Instituto ISIV de Educación Superior recorre los primeros pasos en tierras neuquinas y lo hace con muy buena demanda.

“Río Negro” dialogó con Eduardo Prueger, director de la carrera, a quien se le consultó sobre el perfil del estudiante que se acerca a cursar dicha oferta de estudios. “Por lo general son alumnos que han terminado recién el secundario, pero también hay personas adultas que se han interesado en ejercer este tipo de profesión, ya sea porque les apasiona o porque los moviliza algún caso en particular”, dijo Prueger.

Contrariamente a lo que podría suponerse, en la mayoría de los casos los estudiantes “no están ligados necesariamente a fuerzas policiales o de seguridad, e incluso hay varias personas que ni siquiera pretenden que sea una salida laboral”.

Para Prueger, “la mayoría (de los estudiantes) quieren hacer pericias, estar en la escena del crimen, quizás ayudados o influenciados por las series”.

Un dato que llama la atención es que en la carrera hay un fuerte predominio de estudiantes mujeres. “Por dar un ejemplo, si hay 40 estudiantes sólo 3 son varones, pero esto pasa en todos los lugares donde se dicta la carrera”, dijo el responsable de la tecnicatura.

Una pata importante a la hora de tomar la decisión sobre qué carrera seguir la aporta el campo laboral que se abre cuando terminan los estudios. En este sentido Prueger indicó que la tecnicatura ofrece varios espacios para insertarse en el mercado. “Hay un gran campo laboral para desarrollarse, se pueden hacer pericias en accidentes de tránsito, trabajar para empresas aseguradoras, peritar la autenticidad de firmas en documentos, también se aborda la parte de balística y todo lo que tenga que ver con armas de fuego”, aclaró el perito.

Uno de los objetivos que se persigue con la tecnicatura en cuestión es que el profesional se inserte en el campo laboral para mejorar los resultados en el campo de la investigación científica y criminalística.

Dentro del programa de estudios que propone la carrera se realizan trabajos de investigación sobre casos reales como pueden ser homicidios en tránsito, cadáveres en el agua o levantamiento de huellas dactilares.

“Tenemos un laboratorio de criminalística en el cual se dictan algunas materias de la carrera entre las que se cuentan accidentologia vial, balistica y dactiloscopía”, sostiene Prueger.

La tecnicatura tiene una duración de 3 años y se estima que a fines de 2018 estará en la calle la primera promoción ya que hoy transcurre el segundo año desde que comenzó el dictado.

Debido a que la persona que elige está carrera lo hace convencido de lo que quiere estudiar, “es una de las que mejor se mantiene en cuanto a la continuidad de los estudiantes hasta el final del cursado”.

“Como parte de las prácticas los alumnos hacen excavaciones para desenterrar cuerpos, se sigue el protocolo para preservar la escena, para levantar huellas, para recolectar todo tipo de pruebas. También vamos a ver autos chocados que quedan en el cuerpo de Seguridad Vial, lo que sirve para reconstruir la mecánica de incidentes viales”, finalizó Prueger.


Comentarios


Las mujeres son las que más eligen estudiar criminalística