Las obras de ampliaciones no son declaradas

Con la regularización de obras no declaradas en el municipio de Neuquén se detectó que la mayoría de las construcciones correspondían a ampliaciones de viviendas familiares.



#

Matías Subat

NEUQUÉN (AN).- La mayoría de las irregularidades detectadas a través de la moratoria de obras no declaradas lanzada por el municipio, se registraron en construcciones de menores dimensiones. Una gran cantidad de contribuyentes que se ajustaron al plan de regularización, lo hicieron por ampliaciones de viviendas familiares.

El sistema informático de la secretaría de Obras Públicas tiene ya un gran caudal de obras en proceso de regulación, algunas con el certificado de final de obra otorgado y otros casos en los que se presentó toda la documentación y aguardan el vizado final del municipio. El plazo de cierre es el próximo 30 de julio.

El subsecretario de Planificación Urbana, Pablo Ibargoyen comentó que la mayoría de los expedientes son por obras chicas y que las de grandes dimensiones representan un bajo porcentaje.

“Por lo general quienes se acogieron a la moratoria son contribuyentes que vienen a regularizar ampliaciones de unidades habitaciones construidas con anterioridad”, comentó el funcionario. Una habitación más, un quincho, un piso sobre la planta baja son algunos de los casos.

Según el mapa de expedientes iniciados bajo la moratoria los casos se reparten equitativamente entre el centro de la ciudad y los barrios. En una mirada general por el plano de la ciudad con sus puntos rojos ubicados donde existe una construcción en regulación, se puede apreciar que la zona centro y este tienen más abundancia de marcas que el sector oeste. Pero es necesario aclarar que la moratoria no es obligatoria, con lo cual ese mapeo no establece la totalidad de obras en proceso de normalización, sino solo aquellas que voluntariamente se declararon.

A los que se sumaron a la moratoria, el municipio los eximirá del pago de la multa. Los que no presenten la documentación de regularización quedarán bajo la lupa de los inspectores y de las onerosas multas previstas en el Código de Faltas municipal.

A partir de los primeros días de agosto, los inspectores de obras volverán a recorrerán todos los domicilios de los expedientes para cerciorarse de que los planos presentados se corresponden con la realidad.

Desde la subsecretaria de Planificación Urbana se está diagramando un nuevo sistema que control de obras que implica dotar a los inspectores de instrumental moderno para la detección de irregularidades y emisión de multas y para acelerar los tiempos de las inspecciones.

El próximo 30 de julio vence el plazo para pedir las habilitaciones de obras iniciadas o terminadas en la comuna neuquina.


Comentarios


Las obras de ampliaciones no son declaradas