Las usinas donde germinan los proyectos en Neuquén

Los Estados provincial y municipal brindan asesoramientos y capacitaciones para los neuquinos que quieren poner en marcha su propio emprendimiento. Son personas que buscan ser independientes o bien obtener un segundo ingreso para la economía familiar.



“Neuquén es una ciudad de emprendedores”. Desde los centros de promoción y capacitación en micronegocios aseguran que en los últimos años se incrementó la demanda de capacitaciones y asesoramiento al tiempo que fueron surgiendo nuevos proyectos a desarrollar.

En la ciudad hay dos organismos estatales que trabajan en conjunto con los emprendedores. La Subsecretaría de Empleo y Economía Social del Municipio y el Club de Emprendedores que funciona en el interior del Centro Pyme Adeneu.

Quienes están a cargo de los programas de ayuda coinciden en que si bien las razones por las cuales se inician en el emprendedurismo son varias, es posible establecer un perfil del emprendedor neuquino. “En su gran mayoría son jóvenes que quieren tener un ingreso para independizarse pero no desean hacerlo en relación de dependencia. El emprendedor que supera los 35 años busca en el emprendimiento un refuerzo a los ingresos familiares”, consideró Ignacio Manzur, subsecretario de Empleo y Economía Social de la Municipalidad.

También existen aquellos que inician un proyecto como hobby pero en algún momento, si el emprendimiento se sostiene en el tiempo y es bien administrado, es probable que se convierta en un ingreso principal.

No es fácil ser un emprendedor exitoso. Requiere manejar herramientas técnicas como planificación estratégica, ventas y marketing y capacidades humanas como la resolución de problemas y la detección a tiempo de nuevas oportunidades, entre otras.

Si bien en épocas de crisis las nuevas unidades de negocios se incrementan, quienes trabajan con emprendedores no las consideran un factor determinante.

La ley dice que se es emprendedor hasta siete años de desarrollo continuado de una microempresa”.

Maximiliano Grande, del Club de Emprendedores.

En la ciudad de Neuquén el Club del Emprendedor del Centro Pyme y los programas del Municipio juegan un rol preponderante en todas las etapas de un emprendimiento.

La Municipalidad capitalina tiene tres programas de financiamiento. Emprendedores neuquinos otorga hasta 200.000 pesos para 20 proyectos que estén por iniciarse. El Fondo Municipal de Emprendimientos Productivos (Fomep) destina hasta 300.000 pesos para fortalecer o ampliar proyectos que ya están en marcha. Ninguna de estas dos líneas de financiamiento contempla la devolución del dinero por parte de los emprendedores.

El tercer programa está orientado a jóvenes independientes. Se otorgan 66.000 pesos para emprendedores de 18 a 24 años. “Al finalizar el primer año, si el emprendimiento se desarrolla dentro de los parámetros esperados, se refinancia el 50% del proyecto”, comentó Manzur.

El Municipio brinda además capacitaciones a través de consultoras y del Instituto Panamericano. Allí se dictan charlas sobre gestión, administración, publicidad, cálculo de costos y mercado. Pone además a disposición de productores su sala de producción de alimentos, un espacio donde los emprendedores pueden desarrollar sus productos. La Municipalidad les brinda las condiciones bromatológicas exigidas por ley y les aporta las herramientas para el envasado, sellado y etiquetado.

El Club de Emprendedores es, según lo definió su director, Maximiliano Grande, un espacio de trabajo colaborativo abierto y gratuito. Unos 50 emprendedores pasan por allí por semana para participar de talleres, charlas de capacitación o para recibir asesoramiento en las diferentes etapas del desarrollo de un proyecto.

Actualmente están realizando el top 15, del que participan 15 emprendedores. “Los acompañamos, asistimos si tienen dudas o no saben cómo emprender algo. Vamos acompañando todo el proceso pero lo primero es determinar qué tan sólida y viable es la propuesta”, explicó Grande.

El Club ofrece además un espacio físico con todo el equipamiento necesario para que los emprendedores puedan trabajar en el lugar en el desarrollo de su proyecto.

El trabajo de los asesores del Club de Emprendedores se divide en dos etapas. En la primera organizan charlas de incentivación para motivar el emprendedurismo local. Una de las actividades más recurrentes son los encuentros que se realizan en los colegios con el objetivo de sembrar en los pequeños la semilla del emprendimiento propio.

En una segunda etapa, el equipo de trabajo organiza talleres de capacitación sobre desarrollo de competencias emprendedoras y modelo de negocios, formalización de ideas, marketing y determinación de costos.

150
personas por año reciben financiamiento a través de los programas que implementa la Municipalidad de Neuquén.
109
ideas asistió el equipo de trabajo del Club de Emprendedores en dos años.

Una fábrica tecnológica de ideas

Dentro del Club de Emprendedores funciona el Fab Lab, fábrica laboratorio. Es un espacio que a través de talleres teórico-prácticos acerca al emprendedor a las nuevas tecnologías.

“El objetivo es mostrar que por medio de ellas se pueden generar nuevos negocios o buscar soluciones a problemáticas comunes de un emprendimiento o empresa”, explicó el coordinador del club, Maximiliano Grande.

Actualmente se está trabajando en impresora 3D, modelado 3D, realidad aumentada, arduinos y robótica.

Jóvenes neuquinos se capacitan para desarrollar sus proyectos sobre innovación digital.

“El objetivo del Fab Lab no es solo mostrar las herramientas tecnológicas a través de los talleres, sino que también se genere una comunidad en la cual cualquier emprendedor que sepa sobre tecnologías pueda compartirlas dentro del espacio para ser aprovechada por el resto de los integrantes”, agregó Grande.

Por otra parte, en febrero del año pasado se lanzó un programa de mentores a nivel nacional. El Club de Emprendedores es una de las 25 sedes del país y la única de la provincia de Neuquén. Hay 215 inscriptos en las capacitaciones que son dictadas por 70 mentores.


Comentarios


Las usinas donde germinan los proyectos en Neuquén