Las ventas en supermercados crecieron en Neuquén, pese a la pandemia

La suba interanual en los primeros cinco meses del año fue del 3,9% en términos reales. Un informe técnico relevó que las personas compraron menos veces, pero gastaron más dinero.





La gente modificó sus hábitos de compra durante la cuarentena. Foto: archivo Florencia Salto

La gente modificó sus hábitos de compra durante la cuarentena. Foto: archivo Florencia Salto

Las ventas en los supermercados de Neuquén aumentaron un 3,9% en términos reales durante los primeros cinco meses del año, pese a la crisis económica que generó la pandemia del coronavirus. El crecimiento estuvo empujado por el rubro de alimentos y bebidas y se demostró que la gente fue a comprar menos veces, pero gastó más.

La información surgió de la encuesta de supermercados y autoservicios mayoristas que publicó Indec y que fue analizada en un informe técnico por la dirección provincial de Estadística y Censos.

Allí se relevó que las ventas en los supermercados de la provincia acumularon un total de 14.839 millones de pesos de enero amayo de 2020, lo que representa un aumento nominal del 64,5% respecto del total acumulado en el mismo periodo del año anterior. La provincia quedó en el segundo lugar del concierto de provincias argentinas por detrás de la Ciudad de Buenos Aires, que mostró un incremento de ventas en esos cinco meses del 65,78%.

Si al dato local se le deflacta la inflación del mismo período, la suba disminuye considerablemente a 3,9%, pero sigue siendo un dato positivo en un contexto de crisis como la actual.

El principal impulso para el aumento de ventas provino del grupo alimentos y bebidas, que representó cerca del 69% de las ventas totales. En el acumulado, mostró un aumento real de 5,04%, superior al promedio.

En cambio, los rubros relacionados con alimentos preparados, rotisería, panadería y carnes. Se vinculó a que la presencia de la población dentro de los hogares aumentó la producción de comida casera y también a que se priorizaron las compras de productos de primera necesidad, frente a un contexto de gran incertidumbre en las decisiones económicas.

También las ventas de indumentaria y de aquellos productos englobados en el grupo "otros" (libros, artículos de ferretería, pintura, juguetes, papelería, útiles escolares, plantas, artículos de vivero, equipos y artículos para deportes) presentaron las caídas más pronunciadas, de 13,49% y 12,19%, respectivamente.

En el otro extremo, el cambio de hábitos de la población promovió un aumento la compra de productos de electrónica del 22,25%, posiblemente a consecuencia de un mayor tiempo de la familia dentro del hogar y como necesidad de esparcimiento.

El informe de Estadística y Censos también encontró que la facturación mensual por ticket fue de 1.859 pesos, cifra que equivale a un aumento de 104,16% nominal frente a los 911 pesos que promediaba mensualmente la facturación por operaciones en los primeros cinco meses del año 2019.

Sin embargo, se aclaró que, teniendo en cuenta que se registraron 282.000 operaciones menos que en 2019, el volumen de cada compra aumentó un poco más de 28%, "reflejando nuevamente el impacto de la cuarentena, que obligó a la población a concurrir a los centros de compra menor cantidad de veces, aumentando de ese modo el valor del ticket promedio".

El número de ventas en los primeros cinco meses del 2019 había sido de 1.983.141, mientras que este año la cifra se redujo a 1.700.828. Según se anticipó, "este fenómeno se intensificó en los últimos meses con la restricción de la demanda por número de DNI".


Comentarios


Las ventas en supermercados crecieron en Neuquén, pese a la pandemia