Le dispararon por la espalda y murió en el hospital

La víctima fue un joven de 23 años, en Gran Neuquén Norte.



#

En Eduardo Racedo y Luis Thomas se produjo el incidente que derivó en la muerte del joven. Foto Cecilia Maletti (Agencia Neuquén)

Neuquén

NEUQUÉN (AN)- Por motivos que aún se investigan, un joven murió ayer por la madrugada en el quirófano del hospital Castro Rendon tras recibir un disparo de arma de fuego por la espalda. El hecho, aún sumergido en un cono de misterio, se produjo en una esquina del barrio Gran Neuquén Norte de esta capital.

Hasta aquí lo que se sabe es que la víctima, de 23 años, llegó el sábado por la tarde hasta un quiosco de esta zona de calles polvorientas y sol impiadoso. Por cuestiones que aún se desconocen, un hombre lo abordó, le preguntó por un tercero y comenzó a agredirlo. Primero le pegó un par de culatazos en la cabeza con un arma de calibre chico y después le disparó por la espalda, cuando al parecer intentaba huir.

El hasta ahora desconocido asesino se dio a la fuga y la víctima, que según la policía tenía antecedentes delictivos por robos, quedó herido y en el suelo de la esquina de Eduardo Racedo y Luis Thomas.

Una mujer que pasaba en su auto por el lugar lo trasladó hasta el hospital Carlos Heller y a partir de ahí el caso suma varias incertidumbres.

> Agresión a médicos

En el nosocomio del barrio Melipal las cosas se pusieron difíciles y -según la versión policial- el baleado “comenzó a agredir al personal médico y se puso nervioso al ver a los uniformados”.

El panorama médico se complejizó y debió ser trasladado al hospital Castro Rendon, donde fue intervenido quirúrgicamente y murió cerca de las 4:30 de la madrugada de ayer.

Según la autopsia, el muchacho falleció por un shock hipovolémico producto de la lesión cardiovascular que le provocó el tiro (con un arma de bajo calibre) que le ingresó por la espalda y le “rozó el corazón”, confirmó el comisario Gustavo Arcidiago, de la Dirección de Delitos de la Policía del Neuquén, quien informó que existen datos sobre la fisonomía del asesino, pero nada se conoce aún acerca del móvil.

Los testimonios recogidos en el barrio no han servido demasiado hasta aquí.

También había algunas dudas en cuanto al deceso. “Aún no sabemos si fue a raíz de la herida del disparo o mala praxis. Ahora vamos a determinar por qué sufrió esa descompensación a través de la autopsia que se le practicará al cuerpo”, dijo en las primeras horas el comisario.

Más tarde descartó la posibilidad de acciones negligentes en el hospital céntrico y explicó que la muerte se produjo porque “la herida vascular provocó un shock hipovolémico”.


Comentarios


Le dispararon por la espalda y murió en el hospital