Ley Justina (II)



Basada en generalidades y sin protocolos específicos ni presupuestos para su implementación, la ley Justina está lejos de las expectativas bienintencionadas de los legisladores que aparentemente pretenden que los mismos hospitales que hoy no tienen implementos básicos para cirugía menor se transformen en bancos y centros de distribución en el complejo y costoso proceso de transplante de órganos. Dejando de lado las posibles aberraciones en un país que exuda corrupción, realidad que hemos visto una y otra vez. Esta ley en el mejor de los casos sólo llevará a la creación de otro ministerio y más puestos ñoquis.

Dada nuestra realidad, ¿no sería mejor utilizar una fracción de esos recursos para dar de comer a los niños indigentes, que ya constituyen el 50% de la población infantil del país, previniendo dolencias futuras?

Leonardo Peusner

DNI 571.871

“Corrupción, realidad que hemos visto una y otra vez. Esta ley en el mejor de los casos sólo llevará a la creación de otro ministerio y más puestos ñoquis”.

Leonardo Peusner

DNI 571.871

Datos

“Corrupción, realidad que hemos visto una y otra vez. Esta ley en el mejor de los casos sólo llevará a la creación de otro ministerio y más puestos ñoquis”.

Comentarios


Ley Justina (II)