Llegaron las vacaciones, ¡a descansar!

El verano se presenta como ese horizonte perfecto para desconectarse de las responsabilidades laborales que estresan. Este esperado período es importante para disfrutar horas al aire libre o hacer actividades que se pospusieron en el año.



#

Las vacaciones son necesarias para dejar atrás la rutina, preocupaciones y responsabilidades que en muchas ocasiones nos acarrea el trabajo durante el año. Nuestra mente agradecerá que durante unos días nos desconectemos, pero no siempre es fácil, son muchos los que no pueden o no quieren hacerlo. Según un estudio reciente, llevado a cabo por lastminute.com, un tercio de los profesionales asegura que chequea el correo electrónico también cuando está de vacaciones.

Vacaciones

Para conseguir que las vacaciones sean realmente recuperadoras “debemos ser capaces de una desconexión total”, afirman especialistas. Las nuevas tecnologías, internet y los smartphones hacen que en muchas ocasiones sea imposible desconectarse.

En países como Francia se tomó conciencia de este problema y han legislado que se garantice la desconexión de los trabajadores y se acabe con el “blurring” o el efecto difuso que supone que los trabajadores estén todo el día conectados con el trabajo provocándose mayor estrés y preocupación. Francia ha aprobado una ley que garantiza el derecho a descansar de los trabajadores fuera de los horarios estipulados en sus contratos de trabajo. La norma gala obliga a las empresas a regular el uso de las nuevas tecnologías para que no limiten el descanso de las plantillas. Así, los jefes no podrán llamar ni enviar correos electrónicos por las tardes o las noches, y tampoco los fines de semana, días festivos o durante las vacaciones.

Necesidad de desconectar

Pero hasta que no haya leyes que garanticen el descanso se recomienda que previo a esos días de desconexión del trabajo se tomen los siguientes recaudos:

• Elegir las vacaciones en aquellas temporadas en las que hay menos carga de trabajo.

• Los días antes de iniciar las vacaciones intentar cerrar todos los asuntos pendientes como reuniones, entregas y presentaciones.

• Dejar por escrito el estado de todas las tareas y los contactos de los compañeros que deberán comunicarse en un caso muy urgente.

• Avisar que durante esos días de vacaciones no se estará operativo, programando una respuesta automática de los correos que se reciban en la bandeja de entrada. Si se cuenta con un celular de la empresa, es muy recomendable apagarlo o dejarlo en casa.

Recomendaciones

Si se consigue llevar a cabo estas cuatro sugerencias los expertos recomiendan:

• Pensar y tener en claro que nadie es imprescindible en el trabajo. Convencerse de esto es básico y son muchos los que no logran alcanzar esta meta.

• Viajar y realizar ejercicio físico aporta vitalidad y optimismo y refuerza la autoestima.

• Disfrutar con la familia y los amigos, una compañía a la que durante el resto del año no se le puede dedicar más tiempo.

• No abrumarse con actividades, hacer sólo aquellas que realmente diviertan.

• Descansar y dormir lo necesario.

La tranquilidad potencia el talento

“De vez en cuando desaparecé, tomate un pequeño descanso para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado”.

Célebre frase del famosísimo Leonardo da Vinci.

Datos

El fin de semana y las vacaciones no deben vivirse con la presión de tener una agenda estricta. Es saludable incluir algún tipo de actividad social: ir al cine, visitar museos, tomar algo con amigos en un bar, practicar deportes.
El ocio marca la diferencia respecto del trabajo y esto produce descanso. De vez en cuando hay que darse un premio de estar en casa tranquilo y dar rienda suelta a la pereza.
“De vez en cuando desaparecé, tomate un pequeño descanso para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado”.

Temas

Vacaciones

Comentarios


Llegaron las vacaciones, ¡a descansar!