Llevan a Mar del Plata al pesquero “pirata” taiwanés 

Fue capturado cuando operaba ilegalmente frente a Santa Cruz. Los motores se averiaron en la persecución, y debió ser remolcado.La empresa destruyó los documentos sobre sus actividades.



BUENOS AIRES (DyN) – El pesquero taiwanés que pescaba ilegalmente en el golfo de San Jorge, en Santa Cruz, y que fue apresado por una corbeta de la Armada, será remolcado hacia el puerto de Mar del Plata, al que podría llegar en la madrugada de mañana, martes.

Así lo informó ayer el jefe de prensa del Estado Mayor General de la Armada, el capitán de navío Héctor Césari, al indicar que tras la captura se realizaron “intensos trabajos para poner en servicio los sistemas de propulsión del pesquero infractor”. Pero como se presentaron “inconvenientes para concretar las reparaciones en alta mar, se decidió remolcarlo hacia el puerto de la ciudad de Mar del Plata”, añadió de Césari.

La Armada, que ayer debió disparar contra el buque para apresarlo mientras pescaba ilegalmente a dos millas y media de la costa en la zona económica exclusiva del mar argentino, también informó que con apoyo de un helicóptero naval los efectivos de la corbeta SPIRO abordaron la nave taiwanesa y constataron que no había heridos. Además, se comprobó que “había sido destruida la documentación del buque y los registros de navegación que evidenciaban su actividad ilícita”.

La persecución que derivó en la captura del pesquero “Hou Chun 101” comenzó el viernes por la noche, cuando la corbeta de SPIRO de la Armada Argentina llevaba adelante tareas de control en el golfo y descubrió una flotilla de barcos extranjeros que pescaban calamares.

Los pedidos para identificar y verificar si los pesqueros tenían los permisos jamás fueron respondidos y el “Hou Chun 101” intensificó su fuga. La corbeta abrió fuego contra el pesquero para obligarlo a detenerse y tras una larga persecución el barco acató la orden de la corbeta.

Enfrentaría una multa de hasta dos millones de pesos

BUENOS AIRES (DyN)- Desde el gobierno nacional se advierte que el incidente vivido con el pesquero taiwanés que operaba en forma ilegal en aguas territoriales argentinas hará que siente un precedente en el sector y ayude a que otras embarcaciones sin permiso respeten el límite de las 200 millas marinas de la zona económica exclusiva.

En este sentido, el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Antonio Berhongaray, dijo que las multas que enfrentará el pesquero taiwanés podría alcanzar los dos millones de pesos. Advirtió que la Argentina iniciará en los próximos días un sumario a la nave que será decomisada, junto a toda su carga, para aplicar posteriormente vía judicial la ley Federal de Pesca.

Berhongaray afirmó en forma contundente que después de lo ocurrido con el pesquero de origen asiático otras embarcaciones, que pescan frente a la costa argentina y que “no respetaban las 200 millas, ahora la van a respetar”. El funcionario a cargo de la polémica área pesquera aseguró que este hecho forma parte de un minucioso control encarado por las autoridades nacionales, y apoyado por la Marina y la Prefectura Naval, para encarar la crisis de la merluza. “La merluza hubbsi está colapsada por el propósito con que se manejó el caladero del Mar Argentino en los últimos años”, sentenció el secretario en declaraciones a radio América, y aseguró que esto se debe fundamentalmente a que en las gestiones anteriores se detectó: “Mucha corrupción, poca transparencia, desgaste total y pesca olímpica”.

Aseguró también que “teníamos un recurso importantísimo y en este momento está en una etapa de colapso”.

Berhongaray aseguró que muchos tomarán nota de lo ocurrido al buque pesquero Hou Chun 101, de bandera de Taiwán, que fue perseguido y capturado por la Armada por operar en forma ilegal en cercanías del golfo de San Jorge, y sin respetar el límite de las 200 millas marinas que están bajo jurisdicción argentina. “Antes no respetaban la 200 millas, ahora la van a respetar”, sostuvo el secretario.


Comentarios


Llevan a Mar del Plata al pesquero "pirata" taiwanés