Los argentinos se mantienen en el Dakar-El Cairo

Pérez Companc y Raies completaron otra etapa. Shinozuka y Romá son los líderes de la aventura.



BAMAKO (Especial)- Avanza la travesía y los argentinos no aflojan. Sin cometer excesos y pensando en que aún queda la parte más dura por delante, completaron la tercera etapa del Raid Rally Dakar-El Cairo. Mientras los hermanos Luis y Jorge Pérez Companc se ubican trigésimo quintos, Juan Pablo Raies y José María Volta están un puesto más atrás.

Los binomios argentinos que participan en la categoría para autos cumplieron ayer una buena labor en la tercera etapa de la prueba que está inaugurando el Mundial de la especialidad rally-raid que organiza la FIA.

Mientras, los Pérez Companc -fueron trigésimo quintos en la etapa- están segundos en la división para autos diesel, Raies-Volta -terminaron el parcial trigésimo terceros- son terceros.

En tanto, el japonés Kenjori Shinozuka, con un Mitsubishi en la división de coches, y el español Joan Romá al comando de una KTM, en motos, se consolidaron al frente de la clasificación general luego de disputarse ayer una accidentada y complicada tercera etapa entre las localidad de Kayes y Bamako, ambas en Malí, con un total de 711 kilómetros, de los que 245 eran de tramo especial cronometrado.

En esta edición todavía ningún participante en ninguna de las dos modalidades logró repetir victoria, pero sí consolidan sus posiciones de privilegio Shinozuka y Romá.

Las notas desafortunadas las protagonizaron el italiano Giovanni Sala (KTM), quien sufrió una caída que no le impidió terminar la tercera etapa, y el español Jordi Arcarons (KTM), el que casi se despidió de luchar por la victoria al tener una avería en el sistema de refrigeración de la moto.

A poco más de veinte kilómetros de la llegada del especial de la tercera etapa se produjo el primer accidente grave del rally africano, al atropellar un piloto de moto a una niña a la salida de una pequeña villa.

La joven sufre traumatismo craneal y un fuerte golpe en el vientre que obligó a los organizadores de la prueba a evacuarla en helicóptero a un puesto médico en Nioro y posteriormente a Bamako en un avión de la organización.

En coches la paridad se mantiene, ya que el triunfo de Kenjiro Shinozuka lo por apenas 1m 14s sobre su compañero de escudería, el francés Jean Pierre Fontenay.

En motos la situación varió, ya que Joan Romá tuvo una excepcional jornada y logró una ventaja de casi diez minutos sobre el italiano Fabrizio Meoni (KTM).

La cuarta etapa unirá Bamako con Bobo Dioulasso, a través de 608 kilómetros, de los que 286 serán de velocidad.


Comentarios


Los argentinos se mantienen en el Dakar-El Cairo