Los chicos hicieron del "cumple" una fiesta ideal

El tradicional desfile reunió alrededor de 15.000 personas. Participaron 66 entidades y agrupaciones. Hubo reconocimiento a vecinos destacados. Los actos comenzaron durante la mañana.





ROCA (AR).- Desde la vereda o caminando entre los aplausos. Tironeando de la ropa de ese que ve las cosas desde "allá arriba" para que lo suban a caballito o para tener un globo que haga más divertida la tarde. Así fue el festejo del cumpleaños 123 de Roca, que tuvo como invitados especiales a los chicos de la ciudad. Ellos demostraron ser los únicos que conservan la capacidad de soltar una sonrisa fresca por más insignificante que sea lo que pasa delante de sus ojos.

Conscientes de que nada tienen que ver con los problemas que hacen cada vez más complicada la vida en la ciudad, cientos de padres tomaron a sus hijos de la mano y se fueron ayer hasta la calle 25 de Mayo para disfrutar con las murgas, el ritmo de la banda militar y todo el color que mostró el desfile.

Unas 15.000 personas se reunieron a lo largo de la vía céntrica, entre Santa Cruz y avenida Roca, en una celebración a la que no le faltó nada desde el punto de vista de la representatividad vecinal.

Un total de 66 entidades, agrupaciones, escuelas e instituciones públicas y privadas despertaron el reconocimiento de esos roquenses a los que no los afectó el constante amague del sol entre las nubes y llegaron puntuales para dar aliento a todos los que desfilaron.

Desde la Guardia de la Manzana, que abrió el espectáculo, hasta los gauchos de la Agrupación allense El Fogón, que se unieron al festejo roquense y pusieron punto final a la actividad vespertina, el común denominador fue la participación de los chicos para darle una cuota extra de alegría al paso frente a la gente.

Deportistas, fanáticos de una danza, estudiantes, scouts o simplemente hijos y nietos de aquellos inmigrantes que forjaron las bases de la ciudad, los pequeños fueron la atracción del desfile, despertando el orgullo de sus familiares, que aplaudieron a rabiar desde las veredas.

"Mi Luz" y "Los Revoltosos" hicieron mover a más de uno con su imparable ritmo de murga, al tiempo que los jugadores de la clase 89 de Argentinos del Norte, últimos ganadores del Mundialito Infantil de Fútbol, inflaron el pecho orgulloso de aquellos convencidos de que el deporte es una de las mejores alternativas para el sano crecimiento.

Sin dudas que uno de los aplausos más calurosos fue para Ancape Cahuel, el grupo de pequeños con capacidades diferentes que buscan en la equinoterapia su mejor integración a la comunidad.

Como siempre, muchos niños quedaron deslumbrados con la banda del Ejército y el paso de policías y bomberos.

Entre los mayores que llegaron a mirar abundaron rostros despreocupados, decididos a pasar un domingo lejos de las obligaciones laborales o -para los que están peor- la intranquilidad de estar llegando a un nuevo mes del año sin trabajo.

La celebración del aniversario no sólo contó con el desfile, porque a la mañana se desarrollaron los actos oficiales. Allí hubo torta de cumpleaños y discursos, para recordar más tarde, en Stefenelli, a los pioneros roquenses. Luego todos regresaron al Deliberante para el reconocimiento a vecinos destacados.

A las 20, el coro de niños de Roca comenzó a deleitar en el museo Lorenzo Vintter, cerrando una fiesta de cumpleaños con todo el color que sólo los "bajitos" podían darle a la ciudad.

El reconocimiento a los vecinos

En el marco de la celebración de un nuevo aniversario de la ciudad, la sala de sesiones del Concejo Deliberante fue sede ayer de un acto cálido y emotivo. En un hecho atípico, el tradicional reconocimiento a vecinos destacados incluyó este año a cuatro mujeres que acompañaron a hombres de importante actividad en la historia local. Se trata de las damas Elsa Gobbi de Gadano, Celia de Toledo, Herminia Raffo de López Lima y Raquel de Saint Martin.

El acto fue presidido por el director de Coordinación municipal, Claudio Mozzoni, quien ofició de maestro de ceremonias. Estuvieron presentes el gobernador Verani, el intendente Sarandría, autoridades municipales, amigos y familiares de las mujeres homenajeadas.

Mozzoni comenzó la ceremonia afirmando que "dentro del habitual homenaje a vecinos de Roca, quisimos incluir este año un tributo a cuatro mujeres que estuvieron al lado de hombres que forjaron nuestra ciudad a través de una importante tarea cívica, histórica y social".

El intendente Sarandría señaló que "estamos contentos de poder dar un matiz feminista a este acto tradicional, que se ve "hermoseado" por la presencia de estas cuatro damas".

Por su parte, Verani destacó que "es muy difícil, con todos estos recuerdos, no amar a esta hermosa ciudad. Estas mujeres ayudaron a afianzar un proyecto de Roca con todos y no contra todos, por ello son parte de la vida de nuestra ciudad", afirmó. Además, el gobernador rememoró un par de simpáticas anécdotas que tenían como protagonistas a algunas de las damas distinguidas.

Luego, Claudio Mozzoni realizó un emotivo repaso de la vida y obra de las mujeres agasajadas, tras lo cual cada una recibió una placa como símbolo de su aporte a la ciudad.

El acertado discurso del funcionario, recordando anécdotas y detalles de estas vidas ejemplares, logró arrancar algunas risas y sobre todo mucha emoción, que se evidenció en las lágrimas que dejaron rodar muchos de los presentes.

Al finalizar el singular acto, las cuatro señoras coincidieron en afirmar que se sentían "agradecidas, emocionadas y honradas" ante tamaño reconocimiento, mientras recibían los saludos y felicitaciones de familiares y amigos. (AR)

Los festejos comenzaron desde temprano

La mañana de ayer resultó ideal para celebrar la apertura de los festejos por el 123 aniversario de General Roca. Bajo un sol agradable que insistió en esconderse hacia la tarde, se desarrollaron los actos que inauguraron una jornada que deparó múltiples actividades.

Cerca de las 9 y 30 se realizó la apertura oficial de los festejos, con el izamiento del pabellón nacional en el mástil central ubicado en la intersección de avenida Roca y Mitre, y la entonación del himno nacional. Se encontraban presentes el gobernador de la provincia, Pablo Verani, el intendente local Ricardo Sarandría, el diputado Miguel Saiz, además de autoridades provinciales, funcionarios municipales, personal de Prefectura, Policía de Río Negro y un grupo de vecinos que contabilizaban alrededor de sesenta personas.

Tras entonar el himno, la columna enfiló al hall de la Municipalidad, donde se produjo el tradicional corte de la torta aniversario. El gobernador, el intendente y su esposa fueron los encargados de soplar las tres velitas simbólicas que representaban la edad de la ciudad. La torta, de hojaldre y dulce de leche, asemejaba un enorme libro que contenía la típica leyenda de "feliz cumpleaños" para Roca.

Minutos después, las autoridades se trasladaron a Stefenelli donde se realizó el homenaje a los primeros pobladores en la plaza Villegas. Contó con la colaboración del grupo Nietos y Bisnietos de Pioneros, que aportaron color con sus caballos, banderas y vestimentas típicas. Al acto asistió un importante número de vecinos y funcionarios, además de autoridades eclesiásticas, integrantes de la junta vecinal del barrio, y alumnos y docentes de la escuela 38 y el CEM 107 de Stefenelli.

El acto se realizó al pie del primer monumento nacional erigido en la Patagonia a fines de 1881. Luego del izamiento del pabellón y la entonación del himno, habló el vecino Miguel Asetto, quien afirmó que "si miramos el ejemplo de nuestros pioneros, lograremos salir a flote con trabajo y sacrificio. Como hijo de pioneros, animo a todos a no bajar los brazos y a levantar el país a través de la cultura del estudio y del trabajo", puntualizó.

Luego habló el intendente Sarandría, quien ofreció un breve repaso de su gestión al frente de la comuna roquense. (AR)


Comentarios


Los chicos hicieron del "cumple" una fiesta ideal