Los chicos son las principales víctimas por intoxicación en las casas

Los más vulnerables son los que tienen entre 1 y 5 años.

"Las intoxicaciones ocurren por lo general en forma súbita cuando entra en contacto una sustancia química con el organismo, y ejerce algún efecto nocivo en la salud del hombre", explica el doctor Eduardo Scarlato, toxicólogo y legista de la Universidad de Buenos Aires, jefe del Servicio de Toxicología del Hospital de Clínicas José de San Martín, Capital Federal.

Dichas sustancias químicas son, en su gran mayoría, de fácil acceso en el ámbito domiciliario: productos de limpieza, de cosmética e higiene, productos industriales usados en el hogar, hidrocarburos, plaguicidas y hasta, por ejemplo, útiles escolares. También implican riesgo los fármacos que se encuentran en lugares accesibles de la casa.

"Las intoxicaciones con estas sustancias –declara el doctor Scarlato- representan el 25 por ciento del total de consultas en centros toxicológicos. Lo lamentable es que los niños constituyen -junto con los discapacitados mentales y ancianos- uno de los sectores más vulnerables y perjudicados en los accidentes hogareños, especialmente aquellos que tienen entre 1 y 5 años".

 

¡Qué rico!

 

"La existencia de medicamentos con buen sabor favorece al cumplimiento de los tratamientos, pero también facilita que los niños se sientan atraídos a ingerir, por ejemplo, un jarabe a escondidas de los mayores y al que tuvieron acceso por no estar convenientemente resguardado ", dice el profesional.

Se estima que aproximadamente 250 mil productos químicos comerciales están a disposición del público. La vía de introducción del tóxico al organismo que con más frecuencia se observa es la oral, seguida por la vía cutánea, conjuntival e inhalatoria.

De acuerdo a las estadísticas de la American Association of Poison Control Centres, se reportaron el pasado año un millón de ingestas de sustancias tóxicas en niños menores de 6 años de edad en los Estados Unidos.

Sin embargo, se estima que la proporción de casos reportados es del 26 por ciento, lo cual sugiere una incidencia real de 4 millones de intoxicados por año.

"Para disminuir la cifra de intoxicación todos deben ser artífices y responsables", agrega el especialista.

Algunas de las recomendaciones son:

- Asegúrese de que la dosis de medicamento administrada al niño sea la correcta. Una dosis excesiva puede producir trastornos graves. Siga siempre las indicaciones del médico.

- Deje el medicamento en un lugar seguro en cuanto lo haya tomado o administrado.

- Asegúrese de que estén siempre fuera del alcance de los niños.

- Conserve los medicamentos en su envase original con el rótulo íntegro.

- No utilice envases de medicamentos para guardar otro tipo de sustancias.

- No tome medicamentos sin que lo haya autorizado el médico.

- Recuerde que los tés de yuyos pueden muchas veces ser perjudiciales si no son administrados a la persona indicada y a las dosis recomendadas.

- No diga a los niños que los medicamentos son golosinas. Ellos no advierten las diferencias y quizá más tarde se intoxiquen tomando medicamentos como si fueran golosinas.

 

Prevenir, una responsabilidad de todos

 

La prevención, que incluye una serie de medidas tendientes a proteger al niño de las intoxicaciones, no es solamente patrimonio de las familias sino también del médico y de todo el personal de la salud en general, ya que estos conocen el peligro que implica la manipulación inadecuada de las sustancias, y son las personas de referencia de los padres. Por eso también son ellos quienes tiene la responsabilidad de educar a los adultos sobre los peligros.

Por otro lado son necesarias las medidas legislativas tendientes a regularizar y controlar todo lo pertinente a la fabricación, distribución, venta y utilización de ciertos productos, además de hacer cumplir los requisitos de seguridad establecidos para cada uno en forma particular.

Se considera pertinente en materia preventiva, colocar en primer lugar la educación y difusión cultural, por todos los medios, de los conocimientos elementales y las advertencias indispensables para evitar los accidentes.

Recuerde que ante cualquier duda o inquietud debe consultar a su centro médico más próximo o bien llamar a la División de Toxicología del Hospital de Clínicas José de San Martín a través de su línea telefónica directa (011 5950-8806, Capital Federal).

Nota asociada: Algunas recomendaciones  

Nota asociada: Algunas recomendaciones  


Comentarios


Los chicos son las principales víctimas por intoxicación en las casas