Los cinco hechos deportivos del año para todos los gustos

Desde la final de la Libertadores en suelo español, pasando por los Juegos Olímpicos de la Juventud y el Mundial de Rusia. El año que se va será difícil de olvidar.



#

El 2018 será un año recordado con el paso del tiempo, a partir de hechos excepcionales que rompieron el molde. Más allá del Mundial de Rusia y los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, estipulados previamente en el calendario, sucedieron cosas por las que vale la pena detenerse.

El basquetbolista más grande de la historia argentina, Emanuel Ginóbili se retiró de la actividad. No le alcanzó con los cuatro anillos de NBA y la medalla dorada en Atenas con la selección. Se encargó de ser un referente hasta en su último campeonato en la élite mundial, con 40 años.

Juan Martín Del Potro redondeó una de las mejores temporadas de su carrera, alcanzado por primera vez el tercer puesto del ránking ATP.

El fútbol argentino mostró, en un mismo certamen, sus virtudes y falencias. Boca y River llegaron a la final de la Copa Libertadores pero la definieron insólitamente en España.

Por todo esto, 2018 será difícil de olvidar.

Una Copa sin precedente alguno

Una final de la Copa Libertadores de América en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, España. Algo absolutamente inverosímil que pudo haber sido un cuenta de Roberto Fontanarrosa o Eduardo Sacheri.

Y no fue una final cualquiera. Por primera vez en la historia River y Boca llegaron a la definición. Luego de una ida, previamente postergada por lluvia, entretenida y con buen fútbol se dieron unas 48 horas fatídicas que evidenciaron la peor cara del fútbol argentino. La agresión al colectivo del plantel Xeneize, en un operativo de seguridad impresentable derivaron en heridas en algunos jugadores. A pesar de eso, la Conmebol quiso que el partido se realice a toda costa, modificando en varias oportunidades el horario de comienzo. Ante toda la locura primó la lógica y el encuentro se suspendió, aunque con un intento de jugarlo el día posterior.

Los piedrazos al micro no fueron lo único. Gente queriendo ingresar sin entradas, robos en las zonas aledañas y un manto de sospecha por la detención de uno de los barra bravas más importantes de River, al que le secuestraron 250 tickets y 6 millones de pesos, en la misma semana del partido de vuelta.

Debido a los incidentes ocurridos el 24 de noviembre, la primera decisión de Conmebol fue mudar la sede al extranjero y finalmente vendérsela al mejor postor: el Real Madrid del poderoso Florentino Pérez.

En la cancha se vio lo mejor del fútbol argentino. Dos equipos que se respetaron y compitieron de forma honrada hasta el último minuto. La Copa quedó para River. La vergüenza, para todos.

El dato

El espíritu olímpico nunca falla

Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron un bálsamo para un convulsionado 2018.

Buenos Aires fue la sede de un evento que tuvo su tercera edición. Atletas de entre 15 y 18 años compitieron en un certamen que no tiene como objetivo la acumulación de medallas. Es más importante el desarrollo de los jóvenes deportistas y la práctica de algunas disciplinas que aún no son parte de los Juegos principales pero podrían serlo en el futuro.

Por eso es que en este caso pudimos ver baile deportivo, escalada, básquet 3×3, BMX y futsal entre otras.

Por primera vez hubo la misma cantidad de competidoras femeninas y masculinas, además de varias participaciones mixtas.

Los valores del olimpismo siempre están presente en estos torneos y que desde el Comité Olímpico intentan impulsar. A esta edad, ese espíritu es más puro que nunca, destacando las mejores virtudes del deporte. Las 32 medallas (11 doradas) y el sexto puesto general fueron un gran estímulo para Argentina de cara a Tokio 2020 y París 2024. La nadadora Delfina Pignatello, la selección femenina de beach handball, los basquetbolistas del 3×3 y el lanzador Nazareno Sasia fueron algunos de los más destacados.

Buenos Aires logró posicionarse para ser sede de un Juego Olímpico en el futuro a partir de una buena exposición de los paisajes típicos de la ciudad y una asistencia récord del público.

El dato

La generación de Messi y una nueva frustración

El Mundial de Rusia 2018 fue una enorme decepción para el fútbol argentino y para una generación de jugadores. Fue la peor actuación de la selección desde la primera ronda en Corea y Japón 2002.

Incluso estuvo cerca de repetirse el fracaso. Esta vez Marcos Rojo y su heroico gol a Nigeria pusieron a Argentina en octavos, luego del empate con Islandia y la dura derrota ante Croacia. El duelo con Francia finalizó con un 4 a 3 engañoso que no terminó de reflejar la diferencia entre los dos equipos.

La posibilidad de que Lionel Messi pueda consagrarse con la albiceleste es cada vez más lejana. La sensación de estar desaprovechando al mejor jugador del mundo desde hace más de 10 años está presente en el hincha argentino, desencantado con la selección.

El que más críticas se llevó fue el director técnico Jorge Sampaoli. Más allá de haber cometido innumerables errores durante su gestión, no es el único responsable. Los cuatro años entre la final en Brasil y el torneo en Rusia acumularon numerosos desmanejos que explican en gran parte el desenlace del seleccionado. La votación 38 a 38, la AFA intervenida, el destrato hacía Gerardo Martino y los Juegos Olímpicos de Río, sembraron desconcierto con cambios de rumbo constantes que hace que sea imposible desarrollar un proyecto a largo plazo. De esta manera, es casi imposible estar a la altura y enaltecen a los futbolistas, que a pesar de estos contextos, llegaron a tres finales seguidas. Con un poco más de seriedad volveremos a festejar un título.

El dato

La temporada fantástica de Del Potro que ilusiona

Las duras lesiones fueron un flagelo para la carrera de Juan Martín Del Potro. Sin embargo, hay algo que lo puede caracterizar mejor que son sus increíbles recuperaciones.

Tras el glorioso regreso en 2016, con medalla plateada en Río y la obtención de la ansiada Copa Davis, el 2017 fue algo irregular para el tandilense. Pero en 2018 logró demostrar que todavía tiene mucho para dar.

Por primera vez en su carrera se consagró en un Masters 1000, en una épica victoria ante Roger Federer en Indian Wells. La bestia negra del argentino fue Rafael Nadal que lo sacó en semifinales de Roland Garros y en cuartos en Wimbledon, en lo que, de todas maneras, fueron buenas actuaciones para él.

En el Us Open pudo ganarle al español pero cayó en la final con Novak Djokovic, actual N°1. En Nueva York completó dos semanas a un altísimo nivel.

En agosto alcanzó el mejor ránking de su carrera al llegar al puesto N°3. Sólo cuatro tenistas en la historia argentina habían logrado meterse en el podio mundial: Guillermo Vilas, Gabriela Sabatini, Guillermo Coria y David Nalbandian.

Una nueva lesión, esta vez en su rodilla, hicieron que se pierda los últimos torneos del calendario y retroceda al 5° lugar. De todas maneras, esto no empaña un año donde volvió a jugar de igual a igual con los mejores del planeta.

El dato

El adiós a Manu, uno de los más grandes

“Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet. Enorme gratitud para mi familia, amigos, compañeros, DTs, staff, aficionados y todos los que fueron parte de mi vida en estos 23 años. Fue un viaje fabuloso que superó cualquier tipo de sueño. Gracias!”. Esas fueron las palabras que eligió Emanuel Ginóbili para anunciar su retiro de la actividad. Lo hizo a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

La gran conmoción y el profundo respeto que despertó al hacerlo evidencian lo gigante que es el legado que dejó. Un deportista que no fue un niño prodigio y logró forjar su carrera a fuerza de voluntad y amor propio.

Campeón de la NBA en cuatro oportunidades, su entrega y liderazgo lo convirtieron en uno los extranjeros más destacados de la historia de la liga elite del básquet global. Su última temporada con 40 años fue inolvidable y logró despedirse con rendimientos altos.

Subcampeón del mundo y medalla dorada olímpica con la selección argentina lo ubicaron como el astro de la generación más maravillosa del deporte argentino.

Su exitoso palmarés no es menor a los valores que transmitió. Para muchos es el mejor deportista argentino de la historia pero para casi todos es el que mejor nos representa.

El dato

Datos

28
Días pasaron entre la final de ida en la Bombonera y la definición en Madrid. En el medio estuvo el escándalo en el Monumental, el 24 y 25 de noviembre.
32
Medallas ganó la delegación Argentina en Buenos Aires. Once de oro, diez de plata y once de bronce. Quedó sexto en el medallero general.
128
Partidos tiene Lionel Messi con la celeste y blanca. Es el máximo goleador con 65 tantos. Llegó a cuatro finales y no pudo ganar ninguna.
47
Partidos ganó Del Potro en 2018 y sólo perdió 13 (78% de efectividad). Llegó a seis finales y ganó dos (Acapulco e Indian Wells).
1275
Partidos jugó Ginóbili en la NBA al cabo de 16 temporadas, todas en San Antonio Spurs. En cuatro de ellas fue campeón (2003, 2005, 2007 y 2014).

Comentarios


Los cinco hechos deportivos del año para todos los gustos