Los clonadores de tarjetas permanecerán en prisión preventiva por ocho meses

Les formularon cargos por estafas realizadas en cajeros automáticos bajo la modalidad denominada “Skimming”. Los fiscales tendrán un plazo de cuatro meses para realizar la investigación. 



Acompañados por su abogado, esperan Daniel Raúl Esperón y el brasileño Antonio José Abreu Dos Santos, los dos imputados. (Foto: Mauro Pérez)

Acompañados por su abogado, esperan Daniel Raúl Esperón y el brasileño Antonio José Abreu Dos Santos, los dos imputados. (Foto: Mauro Pérez)

En apenas 24 horas Daniel Raúl Esperón (68) y el brasileño Antonio José Abreu Dos Santos (43), extrajeron más de 2.100.000 de pesos de las cajas de ahorros de unas 38 personas en Neuquén. Durante el mediodía del jueves, la fiscalía de Delitos Económicos de Neuquén los imputó por la seguidilla de hechos y solicitó cuatro meses para investigar y una prisión preventiva de ocho meses, para que ambos lleguen detenidos a juicio.

Los dos hombres que fueron detenidos en San Rafael, Mendoza, el miércoles ocho de mayo mientras intentaban colocar un dispositivo conocido como “skimmer” en un cajero automático de esa localidad. Ambos habían llegado a esa ciudad tras dejar un tendal de víctimas en el Alto Valle. En la capital neuquina, según las investigaciones que se han realizado hasta la fecha, estuvieron entre el primero y el cinco de mayo.

La maniobra que se les atribuyó fue un delito especial que se contempla dentro de las estafas, que está tipificado en el inciso 15 del artículo 173 del Código Penal, se les imputó 38 hechos en concurso real, tan solo en Neuquén capital.

El fiscal jefe Pablo Vignaroli detalló que el fraude que cometían consistía en un ardid con dos etapas, la primera era instalar el “skimmer” en los cajeros automáticos obtener información de las tarjetas magnéticas y duplicarlas, y la segunda parte consistía en ir al cajero con el plástico mellizo y realizar extracciones de dinero o transferencias a otras cuentas.

Describió que el primero de mayo comenzaron a instalar el aparato en diferentes cajeros de Neuquén, el primer fue en la sucursal de un banco que se ubica en la calle Perticone al 275. Mediante cámaras pudieron establecer que llegaron en un Toyota Corola color gris, colocaron el dispositivo en apenas ocho minutos y luego se retiraron, dos horas después volvieron y en dos minutos extrajeron el aparato con la información.

Lo mismo se repitió en otros cuatro bancos privados de que utilizan la red Banelco en Neuquén Capital. Luego detalló que el cinco de mayo procedieron a realizar las transacciones en distintos cajeros automáticos.

“El cinco de enero realizan todas las maniobras de extracción o transferencias que hacían un total de 2.170.000 pesos, lo hacían ante los cajeros”, detalló el fiscal. Por el momento solo tienen cuatro denuncias formales pero pudieron establecer la cantidad de víctimas y los montos mediante la información que les suministró la red de cajeros automáticos.

“La evidencia que tenemos es la imagen de dos cajeros automáticos donde ellos están instalando los dispositivos y después también la evidencia de Mendoza, donde en poder de ellos se secuestra los aparatos para obtener la información y para clonar la tarjeta”, detalló.

Tras la descripción del hecho el juez Gustavo Ravizzoli accedió a los pedidos del fiscal y el defensor público Raúl Caferra se opuso a la medida cautelar.

Dato

2.170.000
Es el monto aproximado del perjuicio que la fiscalía tiene acreditado hasta el momento. Las víctimas serían 38.

Antecedentes y riesgo de fuga

El pedido de la prisión preventiva por parte de la fiscalía estuvo fundado en ambos casos por el riesgo de fuga. Pablo Vignaroli detalló que en el caso de Daniel Esperón (68), tiene una condena previa de la provincia de Buenos Aires por estafas reiteradas en el 2011. Detalló que según informes de Migraciones, desde el 2011 hasta el 2016 tiene registrados 66 viajes al exterior que incluyen países como Estados Unidos, México, España, Chile y Uruguay, además tiene domicilio en Buenos Aires: “demuestra tener una capacidad económica suficiente para fugarse si queda en libertad”, sostuvo.

En el caso de Antonio Abreu Dos Santos (43), indicó que no tiene domicilio en Argentina y que al ser detenido solo dio una referencia en Brasil.


Comentarios


Los clonadores de tarjetas permanecerán en prisión preventiva por ocho meses