“Los derechos humanos son universales…



… y por lo tanto no hay por qué “construir una (¿nueva?) identidad en defensa de los derechos humanos”, según lo manifestado en declaraciones periodísticas (“Río Negro” del 16/1/16, página 6) por el señor Gustavo Alcaraz, a cargo del Ministerio de la Ciudadanía, un nuevo ente del gobierno de la provincia de Neuquén, quien tiene una visión bastante lejana de lo que es la realidad de los DDHH, pese a que en una parte de la nota manifiesta: “Creo que tiene deudas”, al responder la pregunta acerca de si es posible considerar a Neuquén la capital de los derechos humanos. Ésta fue declarada la capital de los DDHH en tiempos en que se acentuaba cada vez más la arremetida represiva y criminal del terrorismo de Estado, en la dictadura que destrozó el país entre los años 76 y 83. Pero no fue precisamente porque se hayan respetados los derechos humanos, cosa imposible de pensar en esos tiempos, sino porque a Neuquén lo conformó una sociedad que demostró ser absolutamente militante en defensa precisamente de todos los ciudadanos. Pero la militancia y aún los organismos conformados y reconocidos no tuvieron nunca poder de decisión. Solo fueron la polea transmisora del sentir de un pueblo que acompañó permanentemente y fue el respaldo ético y moral para seguir en la lucha. Porque aún después de logrado el retorno a la constitucionalidad tampoco fueron respetados esos derechos. Poco informado está el Sr. Alcaraz, o tiene una visión equivocada de la realidad, quizás con alguna oculta intencionalidad, al manifestar que “acá generalmente la gente se acuerda de los derechos humanos el 24 de marzo por algún acto”. Esa expresión hace referencia a que solamente se consideran violados los DDHH por lo que se vivió y se sufrió durante el terrorismo de Estado. Creo que sería necesario que repasara la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que infinidad de países rubricaron y aceptaron el 10 de diciembre de 1948, incluida en nuestra Constitución Nacional y obviamente también en la de la provincia de Neuquén. Allí se informará de cómo, cuándo y cuánto se violan los derechos humanos sin que haya respuestas positivas del poder político a la necesidad de los requerimientos. Citemos como ejemplo, en referencias locales, las desapariciones de Sergio Ávalos, un estudiante de la UNC, y de la neuquina Florencia Penacchi en Buenos Aires, también alumna universitaria; ambas dentro de un contexto de gravedad imposible de calificar, ocurridas en plena democracia. Y generalizando podemos continuar con la inseguridad, innumerables casos de gatillo fácil sin resolver, muertes dudosas que la Justicia no ha resuelto; familias que viven hacinadas sin poder resolver su problema de vivienda porque no hay una justa aplicación de los planes respectivos, desmantelamiento del sistema de Salud Pública que solo se mantiene vigente por la calidad humana de quienes trabajan en directa relación con los pacientes y una educación en permanente estado de alerta por las deficiencias en distintos establecimientos a raíz de la desatención en el mantenimiento edilicio, sin olvidar que las recomposiciones salariales –en todos los casos– son también parte de la plena vigencia de los DDHH. Y así una lista innumerable de situaciones similares que se dan en otros aspectos y que son, definitivamente, claras violaciones a los derechos consagrados en la declaración de 1948 y aceptados como queda dicho por la Constitución nacional y la provincial. Considero por todo lo manifestado que no hay necesidad de crear nuevos espacios o inventar conceptos. Solo es imprescindible que se atiendan los reclamos provocados por un poder que ignora la realidad de los derechos humanos y que consecuentemente se den las soluciones correspondientes. Y recordar, también, que desde el poder no se hace militancia, simplemente se responde con soluciones a los requerimientos de la sociedad. Antonio Oscar Ragni DNI 7.385.689 Neuquén

Antonio Oscar Ragni DNI 7.385.689 Neuquén


Comentarios


“Los derechos humanos son universales...