Los exocupantes de una toma en Neuquén exigieron celeridad en la reubicación

Son unas 90 familias de la que fue la Toma Confluencia que levantaron la medida en septiembre de 2020. La reubicación estaba prometida para febrero 2022 y piden precisiones.





Los representantes de la ex Toma Confluencia, que desocupó el lugar del asentamiento el año pasado, exigen celeridad en el proceso de reubicación y el cumplimiento de las actas firmadas con el municipio de Neuquén. Ayer se apostaron afuera del Instituto Municipal de Urbanismo y Hábitat en demanda de respuestas.

Según explicó una de las voceras del grupo, no se estarían cumpliendo los puntos del acuerdo firmado el año pasado con la municipalidad para salir del lugar, en Obrero Argentino al fondo, zona del barrio Confluencia.

Las familias fueron atendidas por el titular del IMUH, Marcos Zapata, quien agendó una nueva reunión con el grupo para los primeros días de enero.

Son unas 90 familias las que aceptaron levantar las casillas precarias del lugar y esperar una ubicación en otro lote fiscal con servicios, tras más de un año y medio de negociación política y mediación judicial. Los ocupantes se habían asentado en terrenos linderos a las oficinas de la policía antimotines, en Confluencia.

Del total de familias que firmaron la reubicación, sólo accedieron a los «acuerdos mutuos» unas 24 personas. Una de las voceras aclaró que desde el Instituto se les indicó que se buscaba adecuar la cuota según los ingresos familiares, para complementar el resto de los acuerdos.

La ocupación en la zona cercana al río en Confluencia se produjo antes de la pandemia y del cambio de gobierno municipal. La administración Cambiemos radicó la denuncia por usurpación y hubo dos intentos policiales de desalojo, uno de ellos que resultó con heridas graves en uno de los participantes de la toma.

Tras los incidentes y la asunción del gobierno del MPN, se inició un proceso de negociación para la reubicación que terminó en un acta acuerdo firmada en la primavera del año pasado.

Según explicó Nadia Peralta, el municipio entregó lotes con servicios en el distrito 7 y luego acordó la reubicación del asentamiento de la toma Casimiro Gómez «y ningún vecino de lo que era la Toma Confluencia, accedió a los lotes que se prometieron para dejar Obrero Argentino al fondo».

Los ex ocupantes del lugar observaron con impaciencia cómo se cumplieron con otros procesoa negociados con el IMUH, sin que ellos observen avances con lo que se prometió.

«Hace más de un año que entregamos los papeles, se terminan los contratos de alquiler y no tenemos ningún plazo, pero ya se entregaron la mitad de los 827 lotes con servicios en el distrito 7″; explicó. Agregó que uno de los apartados del petitorio incluía el pago «de acuerdo a sus posibilidades» de ingreso por parte de los ex ocupantes «y eso no se estaría cumpliendo», dijo.

La reunión se llevó a cabo en la sede del IMUH, en calle Planas. Alrededor de las 11 comenzó el encuentro entre partes para reencauzar un diálogo con las voceras de la ex toma, mientras afuera permaneció otro grupo de familias interesados en conocer los detalles. Habrá una nueva reunión entre el organismo municipal y las familias de Confluencia los primeros días de enero.

«Lo que queremos es que cumplan con nosotros, tenemos más antigüedad que la toma Casimiro y no hemos solucionado nada; firmamos un acuerdo hace más de un año, se nos dijo que en febrero 2.022 se nos entregaba el lugar donde nos íbamos a reubicar y no tenemos carpetas, manzana, sorteo; queremos definiciones», sostuvo Peralta.

Agregó que aguardarán hasta la reunión en enero para contar con esas definiciones.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los exocupantes de una toma en Neuquén exigieron celeridad en la reubicación