¿Los gatos pueden comer fideos con tuco?

Los felinos son animales carnívoros. Las pastas no formarían parte de su dieta diaria ya que ellos no necesitan de los carbohidratos. De todas formas es bueno saber qué necesitan y qué no.



#

¿Los gatos pueden comer fideos con tuco?

Cuando adoptamos a un gato, asumimos una gran responsabilidad, ya que la salud y su bienestar dependerán exclusivamente de nosotros. Tanto si se trata de un gato cachorro como adulto, debemos informarnos adecuadamente. El veterinario nos explicara qué objetos necesita para rascar, las enfermedades más comunes, cada cuanto se debe renovar el agua y el arenero o algunos detalles sobre la alimentación.

Precisamente este último punto genera muchas dudas y confusión, dado que existen muchas opciones en el mercado: alimento seco, comida húmeda, dieta barf, recetas caseras, sobras... ¿Qué elección es la correcta? Pero aquí la pregunta es: ¿los gatos pueden comer fideos con tuco?

La pasta, así como otros alimentos, como el pan o el arroz, están compuestos por carbohidratos y, debido a ello, contienen sustancias como el almidón o el gluten. Cuando nos planteamos ofrecer fideos o cualquier otro alimento de este estilo a nuestros felinos, debemos valorar cuáles son las necesidades nutricionales reales de nuestra mascota y, los hidratos de carbono, no forman parte de ellas.

Los requerimientos nutricionales de los gatos se basan principalmente en el consumo de proteína y grasas, seguidos por ácidos grasos, aminoácidos, minerales y vitaminas. Por tanto, un gato no debería alimentarse con pasta o, al menos, no debería considerarse un alimento esencial en su dieta o que representara un alto porcentaje de la misma.

Además, el gluten puede causar reacciones alérgicas e intolerancia en el gato, causando episodios de diarrea o vómitos. Así mismo, un alto porcentaje de hidratos de carbono puede ser peligroso, ya que una vez metabolizado se transforma en azúcares, que el gato es incapaz de eliminar adecuadamente. Las consecuencias directas pueden ser el sobrepeso y la obesidad.

Además, si se hace pan en casa, hay que tener cuidado con el felino, especialmente si muestra interés por el pan, la pasta y similares: ingerir masa cruda puede ser peligroso, ya que el proceso de fermentación tendría lugar en el estómago del gato. Si finalmente deseas ofrecerle pan a tu gato, es preferible esperar a que el pan duro se enfríe.

El gato es un animal carnívoro, aunque ello no significa que no pueda comer distintos alimentos, como pueden ser las verduras. Eso sí, se deben administrar en pequeñas cantidades. Para terminar, podemos decir que el gato no requiere alimentos que contengan hidratos de carbono, que son sustancias innecesarias para su dieta. Sin embargo, puedes ofrecerle de forma esporádica alimentos como fideos, pan o arroz si lo deseas.

¿Y pueden comer fideos con tomate?

Si bien los gatos pueden comer de forma puntual pasta o arroz, debemos tomar aún más precauciones cuando se trata de fideos con condimentos. La sal es especialmente dañina para los riñones del gato y el tomate no se considera un alimento indicado para su salud. Lo ideal sería ofrecer al gato una pequeña porción de pasta acompañada de una mayor cantidad de pescado o carne ligeramente cocinada. A su vez, sin sal ni cebolla.

Por otro lado, la mezcla de pasta o arroz con alimentos industriales, como la comida húmeda en latas, está totalmente desaconsejada, ya que los alimentos tienen tiempos de digestión distintos. Es mejor apostar por dietas elaboradas de la mano de profesionales o bien por alimentos comerciales ya preparados que garanticen una adecuada nutrición.

Fuente: Agencias


Comentarios


¿Los gatos pueden comer fideos con tuco?