Los grandes perdedores



Queda claro qué lugar ocupa la fruticultura regional para el gobierno nacional. Dentro del sistema, todos perdieron. Cientos de productores quedaron marginados este año, sumándose a los miles que ya cayeron en toda la era K.

El modelo aplicado por la administración central, en especial a partir del 2006, terminó favoreciendo la concentración de la actividad. Sólo los que tuvieron fuertes espaldas financieras pudieron pasar la tormenta y quedar de pie. Al resto los arrastró la crisis.

Miles de hectáreas están quedando al abandono total y otras miles están en venta. La mayor parte de ellas, de productores que ya no tienen dinero ni ánimo para seguir adelante. Y es en este momento donde comenzarán a aparecer las compras de oportunidad de estas tierras productivas a muy bajos precios.

La especulación sobre la tierra es un negocio que está instalado en el Valle de Río Negro y Neuquén hace un tiempo. El modelo nacional y popular lo potenció. Hoy se compran chacras baratas para luego lotearlas o esperar que su precio suba.


Comentarios


Los grandes perdedores