Los incendios son la amenaza natural más común en Neuquén

Es el riesgo urbano que más requiere atención de los organismos públicos. Le siguen las inundaciones por lluvia y en tercer lugar se encuentra el viento.





A primera vista se cree que las inundaciones se han convertido en los últimos años en el principal “desastre natural de la provincia de Neuquén”. Sin embargo, la Secretaría del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade) indicó que a partir de un registro diario, los incendios son uno de los incidentes más frecuentes que amenazan a la población.

En la provincia rige desde el 2010 una normativa que busca construir territorios y comunidades más preparados para enfrentar eventos desafortunados. Se trata de la Ley Provincial 2713 la cual propone la planificación y la reducción del riesgo, ambas integradas en una misma agenda y trabajadas de modo articulado.

La directora general de Planificación y Ordenamiento Territorial, Daniela Torrisi, aseguró que los comúnmente llamados “desastres naturales” se deben trabajar como las consecuencias que conllevan las acciones del hombre en el medio ambiente. “Las actuales políticas públicas promueven planificar el lugar para construir una escuela, un hospital y hasta una casa -afirmó- por eso hay que estudiar todo su entorno y ver cuáles son las situaciones de riesgo que puede enfrentar”.

Desde el año 2013, la secretaría lleva a cabo un registro diario de cuáles son los incidentes más comunes en la región. A partir de estos pudieron establecer que los más frecuentes son los incendios desatados principalmente en el ejido urbano comprendido entre Plottier y Neuquén, en los asentamientos informales de la meseta y en los sectores de mayor vegetación. En menor escala se encuentran las inundaciones provocadas por las lluvias y no por desbordes de los ríos. Y por último los fuertes vientos.

A escala global, el 13 de octubre fue designado Día Internacional para la Reducción de los Desastres por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) con el fin de promover una cultura global de reducción de desastres que incluya su prevención, mitigación y adaptación.

En este sentido, la secretaría del Copade y la subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana, que trabajan de manera coordinada en torno al tema, comenzaron la construcción de una política pública promoviendo acciones de sensibilización, difusión y aplicación del enfoque de riesgo a escala provincial y local. Según Torrisi se incorporó el enfoque de riesgo en los Planes de Ordenamiento Urbano de Junín de los Andes, Moquehue, Rincón de los Sauces, Las Ovejas, Villa El Chocón, Andacollo, Centenario y San Patricio del Chañar. “La finalidad es orientar el crecimiento de las localidades de manera sustentable, donde el riesgo debe ser el eje fundamental” indicó.

El rol de la educación

Por otro lado, la funcionaria resaltó que la capacitación en la educación formal debe incluir la temática del riesgo para enfrentar desastres. “ Ya se hicieron capacitaciones de Primeros Auxilios y RCP, prevención de incendios, uso de extintores a los distintos actores de la sociedad, simulacros de derrames de sustancias peligrosas en el río Neuquén y transporte de sustancias peligrosas en Centenario”, describió.

En la misma línea indicó que ya se ha hecho por tercer año consecutivo capacitaciones docentes gratuitas en “Educación Ambiental para La Gestión del Riesgo”, que incluyeron cómo y por qué tratar en el aula la temática del riesgo y el cambio climático.

Además advirtió que no solo deben reunirse después de cada situación, sino “implementar políticas de prevención para saber actuar en el futuro y al mismo tiempo prevenirlas”.

Antes de la ley provincial 2713, la gestión del riesgo solía ser considerada desde una perspectiva emergencista y asistencial de los desastres.

En zona de pinos, en el Parque Norte, el fuego se expande más rápidamente.
Archivo

Los Parques Nacionales tienen cartelería indicativa a turistas.
Patricio Rodríguez

Prevención

“Hay un escenario multiamenaza, lo que implica un gran desafío para la gestión del territorio y de la reducción de riesgos”.
Daniela Torrisi, directora general de Planificación y Ordenamiento Territorial

Para tener en cuenta

La amenaza de incendios urbanos, uno de los mayores riesgos para la población, se mide de acuerdo a las condiciones que existen en cada zona.

• Zapala, Catan Lil, Pehuenches: bajo

• Añelo, Picún Leufú, Collon Cura: muy bajo

• Chos Malal, Ñorquín, Loconpué, Picunches: medio

• Confluencia: alta

• Lácar, Los Lagos: muy alto

En los Parques Nacionales sólo se puede hacer fuego en los lugares habilitados y cuando el índice de riesgo es bajo o moderado.

Las altas temperaturas del verano aumentan el riesgo de incendios forestales.

Los pastizales y los bosques van perdiendo su humedad y se transforman en depósitos de combustible.

En los parques nacionales se alerta sobre el riesgo.

Datos

100
docentes de diversas materias y ramas participaron del curso de capacitación sobre gestión del riesgo.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los incendios son la amenaza natural más común en Neuquén