Los riesgos de la política


El oficialismo provincial arriesga el liderazgo interno en el partido. El papel del aparato y los independientes que se ven atraídos en la interna del poder.


El oficialismo de la lista Azul del MPN llega a este domingo de elecciones poniendo en juego el capital político que logró construir hace 14 años y correrá el riesgo (o ventaja, según se mire) de medirse en las urnas.

“Así como el MPN se metió en otros partidos para dividirlos, mientras armaba colectoras para las elecciones municipales, apareció calladito el Rolo y los puso de patas para arriba”. La explicación, palabras más o palabras menos, sintetiza la lectura que se tiene del proceso electoral desde las otras agrupaciones que participan en la contienda.

El creador de la lista Azul, Jorge Sapag, hizo un curso acelerado de manejo de redes sociales porque, con la valla a las reuniones masivas, no podía hacer lo que le gusta y hace bien: convencer en público. Salió a apoyar (medio tarde a fuerza de sinceridad) a la fórmula de María Eugenia Ferrareso y Osvaldo Llancafilo. El otrora líder de la renovación generacional Omar Gutiérrez, que acostumbra a silenciarse cuando los conflictos no son institucionales, como el de los autoconvocados, se subió a la ola e hizo un raid por radios para expresar frases fuerza que incentivan a votar a la lista Azul

Como ocurre cuando hay disputas de poder se traslucen cuestiones que, de otra forma, no se conocen públicamente. Gutiérrez reveló que cuando alguien del MPN se va no puede llegar después pidiendo ser cabeza de lista.

También en el plano de los gestos tuvo que apelar a sus actitudes 1G, primera gestión, y se fue hasta Plaza Huincul a un acto en el sanatorio del Sindicato Petrolero. Es que el líder petrolero Guillermo Pererya salió a hablar a favor de la ley de promoción de hidrocarburos porque otorga estabilidad en el tiempo a las inversiones con el consecuente beneficio a sus afiliados.


La ley petrolera, que fue entregada por Martínez como servida en bandeja en la campaña para el MPN, también armó grietas con Pereyra.


Pocas horas antes, el gobernador había agradecido en una conferencia de prensa cuando le preguntaron por la ley y confesó que no la conocía. Reveló que Darío Martínez le comentó los trazos gruesos de la ley y se comprometió a que un día equis le iba a acercar el proyecto para darle un vistazo antes de que fuera a la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, paso previo al Congreso. Ese día llegó pero, dijo Gutiérrez, Darío brilló por su ausencia.

El Presidente Alberto Fernández adelantó que quiere que ese proyecto se trate antes de fin de año. El MPN tiene sólo a uno de los ocho integrantes del Congreso y, salvo una paridad que es excepcional pero no imposible, no desbalancea.

Como una suerte de represalia el gobierno neuquino hizo el reclamo por regalías hidroeléctricas mal liquidadas, sin haberle avisado a Martínez, aunque quedó la duda por qué no se hizo el reclamo en 2010 cuando se firmó la resolución que bajó el precio. Por cuestiones de prescripción, se la hizo desde 2016.

En definitiva, en momentos en que la paz interna del MPN Pereyra hizo su juego (lógico) y obtuvo que YPF pusiera el pulgar para arriba en el reclamo de incorporar operarios en los set de fracturas.

Figueroa no se metió de lleno en la discusión porque era pelea ajena, aunque en su campaña por redes se mostró, en forma previa, no ahora, junto a Marcelo Rucci y Pereyra. Ambos compartieron la consultora publicitaria que los asesoró en 2013 (cuando ganó Pereyra) y en 2019 (cuando perdió Figueroa).

Estrategas del partido provincial mencionan como punto a favor los más de 5.000 fiscales que tiene la lista Azul distribuidos en toda la provincia a lo que suman el personal de apoyo a éstos (y a los votantes). Con la teoría de los tercios aseguran que si se cumple el pronóstico de menos votantes por la pandemia, no debería haber sorpresas. De todas formas admiten que hay un cono de sombra que es la boleta que realmente se meta en el sobre y también que se repita que a muchos independientes les resulta atractivo participar en la interna del poder, aunque después, en noviembre, prefieran nacionalizar en serio la elección.

Hoy se terminarán las especulaciones y hablarán las urnas.


Comentarios


Los riesgos de la política