“Los vacunados se pueden infectar, pero lo importante es que no desarrollarán enfermedad grave”

Lo dice la experta Silvia González Ayala, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

La Argentina aplicó más de 5,3 millones de vacunas y 950 mil fueron en la última semana.

La Argentina aplicó más de 5,3 millones de vacunas y 950 mil fueron en la última semana.

El Presidente de la Argentina, Alberto Fernández, había recibido las dos dosis de la vacuna para Covid-19 Sputnik V, que fue desarrollada en el Instituto Gamaleya de Rusia. Pero el viernes 2 de abril empezó a registrar síntomas de la infección. Le hicieron un test de antígeno y luego el clásico test de PCR por el cual se confirmó que había adquirido el coronavirus. Solo tuvo un cuadro leve, ya que la vacuna evita las complicaciones. Para algunos puede sorprender que se haya infectado tras recibir las dosis de la vacuna. Sin embargo, la infección en vacunados está dentro de lo previsible tanto como en las vacunas para COVID-19 como para el resto de las inmunizaciones. 

En diálogo con RIO NEGRO, Silvia González Ayala, doctora en Medicina, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y reconocida especialista en enfermedades infecciosas e infectología pediátrica de la Universidad Nacional de La Plata, explicó que las vacunas para COVID-19 que se autorizaron en el país y se aplican desde diciembre pasado en todo el país son eficaces y seguras. “Los vacunados se pueden infectar, pero lo importante es que no desarrollarán enfermedad grave”, dijo.

La doctora Silvia González Ayala, de la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas y de la Sociedad Argentina de Infectología, informó que las vacunas autorizadas en la Argentina son seguras y eficaces. Pero hay un porcentaje bajo de personas que reciben la vacuna, pero pueden infectarse con el coronavirus. Al contar con la vacuna, esas personas no desarrollan formas graves de la enfermedad Covid-19. 

- ¿Por qué el Presidente Alberto Fernández se infectó con el coronavirus si estaba vacunado?

Las vacunas COVID-19 previenen la infección por el coronavirus, pero no logran una eficacia en el 100% de los casos. Es algo habitual en todas las vacunas, como la de la gripe. La vacuna BCG previene el 70% de las formas graves de tuberculosis. En el caso de la vacuna de la tos convulsa, se previene el 80%. Las vacunas se administran principalmente porque se sabe que la vacunación reduce el riesgo de enfermedad grave por Covid-19 y fallecimiento. Por esto, es importante que las personas mayores de 60 años y las que tengan enfermedades como diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, entre otras, accedan a las vacunas Covid-19 porque son las que están en mayor riesgo de complicaciones. 

- ¿Se han registrado otros casos de vacunados que se infectaron luego en el país?

Según los datos oficiales difundidos por el Ministerio de Salud de la Nación, se observó que menos del 0,2% de los vacunados con primera o segunda dosis fueron notificados como COVID-19 positivos transcurridos por lo menos 14 días de aplicada la primera dosis. Además, se constató que sólo fallecieron el 0,0005% de las personas (15 personas) que recibieron una dosis y no se han registrado personas fallecidas entre aquellas vacunadas con dos dosis de vacuna.

Según el análisis preliminar de los datos del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) y los datos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado (NomiVac) al 26 de marzo de 2021 se había vacunado 2.824.344 personas con primera dosis y se notificaron 4.212  casos de COVID-19 transcurridos al menos 14 días de la aplicación de la primera dosis (0,15%). Considero que hay que seguir monitoreando la situación de la vacunación y las nuevas infecciones. 

- ¿Se siguen desarrollando nuevas vacunas?

Sí. Hasta marzo pasado, había 82 vacunas para COVID-19 en diferentes fases de investigación clínica. Veinte de ellas estaban en fase 3, y más de 10 vacunas ya se han autorizado para uso de emergencia por diferentes autoridades sanitarias en el mundo. Se van a necesitar más vacunas y plantas productoras, como la que se hará en Argentina por el laboratorio Richmond para producir la vacuna Sputnik V. 

- ¿Cuáles son las vacunas autorizadas en Argentina?

En la Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación o la agencia regulatoria ANMAT autorizaron para uso de emergencia las vacunas elaboradas por Pfizer/BioNTech, la Sputnik de Rusia, la CoviShield de AstraZeneca con el Instituto Serum de India, y la Vacuna Sinopharm, desarrollada por Instituto de Productos Biológicos de Pekín, China. 

- Además de estar autorizadas, ¿cuáles son las que efectivamente llegaron al país y se aplican? 

Desde diciembre, a través de compras del Ministerio llegaron dosis de la Sputnik V, la CoviShield y la Sinopharm. El 28 de marzo pasado, la Argentina recibió el primer lote de vacunas contra la COVID-19 de AstraZeneca adquiridas a través del Mecanismo COVAX, que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras organizaciones internacionales. Consistió en un cargamento con 218.400 dosis de la vacuna Astrazeneca/Oxford, fabricadas por SK Bioscience de Corea del Sur.

- ¿Cuán eficaces y seguras son las vacunas Sputnik y Sinopharm?

Todas las vacunas autorizadas son seguras y eficaces. Tienen diferentes niveles de eficacia. Pero todas están por encima del nivel de eficacia que recomendó la Organización Mundial de la Salud. En el caso de la vacuna de Sinopharm, elaborada en China, se trata de una vacuna inactivada. Esto significa que cuenta con una versión del virus alterada genéticamente para ser incapaz de reproducirse, pero que genera una respuesta inmune en el organismo.

La vacuna requiere de dos dosis que deben aplicarse con 21 a 28 días de diferencia. Puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8° C y permanecer estable durante 24 meses. Los resultados del ensayo clínico de la Fase III de la vacuna Sinopharm mostraron que la vacuna alcanza una eficacia del 79,34%, de acuerdo a lo informado por China, aunque aún no se ha publicado un artículo en una revista tras una revisión de pares. Los ensayos se hicieron en varios países, incluyendo a la Argentina. En nuestro país, las pruebas se iniciaron a finales de agosto de 2020 y fueron realizadas por la Fundación Huésped en los centros Vacunar, con la participación de un poco más de 3.000 voluntarios. 

Con respecto a la vacuna Sinopharm, semanas atrás la ANMAT indicó que se podía aplicar también en mayores de 60 años. Se informó que la seguridad analizada en el ensayo de Fase III entre el grupo de vacunados y el grupo placebo en personas mayores de 60 años, resulta con un perfil aceptable y hasta el momento del análisis no hubo eventos adversos inesperados o graves relacionados al producto. La inmunogenicidad correspondiente al grupo etario de mayores de 60 años presenta una cantidad de anticuerpos neutralizantes compatible con el de menores de 59 años. El análisis interino reportó que la eficacia determinada con el ensayo clínico en el que participaron 25.730 voluntarios, es 78,89%. Esperamos tener más detalles con la publicación de los ensayos clínicos. 

- ¿Qué se sabe sobre la vacuna Sputnik V?

Con respecto a la vacuna Sputnik V, se deben recibir dos dosis para alcanzar la eficacia del 91,6% según los ensayos clínicos que hizo el Instituto Gamaleya. La primera dosis es diferente a la segunda dosis. Esas dosis necesitan ser refrigeradas a menos de 18 grados. Los resultados de la fase 3 de los ensayos sobre vacuna Sputnik V fueron publicados en la revista médica The Lancet. El esquema con 2 dosis ofrece una eficacia del 91,6% contra la COVID-19 y que no se han detectado efectos adversos graves entre los vacunados.

- Cómo tiene que cuidarse la persona ya vacunada para COVID-19

Una persona que recibió la vacuna COVID-19 y tiene algún síntoma como fiebre o dolor de cabeza días después, debería consultar al centro de salud más cercano. De acuerdo con el plan nacional de vacunación del Ministerio de Salud de la Nación, se le debe hacer una evaluación clínica completa. En el caso de tener fiebre, dolor de cabeza o manifestaciones pseudogripales dentro de las 24 a las 48 horas después de la vacunación, se indica paracetamol con reposo y aislamiento. 

Aunque sea bajo, existe el riesgo de que una persona vacunada se contagie con el coronavirus. Hay que considerar que si tiene fiebre, dolor de cabeza u otros síntomas por más de 24 horas debe consultar al médico. Si se considera que es un caso sospechoso de COVID-19 debería hacerse el hisopado. 

Una vez que una persona se vacunó para COVID-19, no debe relajarse con los cuidados para prevenir la infección por el coronavirus. “Una vez que se vacunan para COVID-19, las personas deben seguir con los cuidados como el uso del barbijo, el lavado frecuente de manos, el uso de cualquier anteojos (porque la conjuntiva es una puerta de entrada), distanciamiento físico, y la ventilación permanente cuando se encuentra en oficinas, escuelas, u otros lugares con no convivientes”, especificó la doctora Silvia González Ayala. “Una persona vacunada puede contagiarse y contagiar. Se espera que tenga formas menores si se contagia. Por esto es importante mantener las medidas de cuidado permanente”, afirmó. 


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


“Los vacunados se pueden infectar, pero lo importante es que no desarrollarán enfermedad grave”