Los virus más peligrosos que afectan a los gatos

Es fundamental cumplir con el plan de vacunación para prevenir enfermedades que pueden resultar mortales para los animales. Claves para detectar en casa posibles afecciones.

Cuando hablamos de gatos, siempre nos detenemos en su característica independencia, y poco reparamos en sus cuidados, como un plan de vacunación para prevenir enfermedades que pueden resultarles mortales. “Estos virus muy contagiosos y pueden mantenerse más tiempo en ambientes de muchos gatos, en refugios o colonias de gatos sin hogar”, explica Andrea Berrios Sierpe, médica veterinaria de Roca.

Cumplir con un plan de vacunación es importante para evitar este tipo de enfermedades


El H.V.F. (Herpes Virus Felino) presenta signos de “gripe” - aclara la profesional - con estornudos, secreciones nasales, fiebre, anorexia, no quieren comer, y signos oculares de conjuntivitis y úlceras corneales.
El C.V.F. (Calicivirus Felino) de síntomas menos graves de gripe, pero más intensos a nivel bucal, según la experta, ya que genera úlceras en lengua, paladar y fauces causando mucho dolor. “Se puede notar porque da un babeo intenso y no quieren comer”, dice. Este virus también tiene una variante más agresiva que puede generar edema y úlceras en cabeza y con alta mortalidad, pero es poco frecuente.


Según Berrios Sierpe, el contagio de ambos es por contacto directo (de gato a gato) cuando se acicalan o ambiental, en secreciones recientes o por personas que acarician gatos y no se lavan las manos.
“El virus se elimina en las secreciones de los estornudos, de la secreciones oculares y saliva”, indica la profesional. Estas enfermedades son más graves en gatos cachorros o gatos inmunosuprimidos, es decir padecen otra enfermedad que baja las defensas (neoplasias, VIF, VILEF, entre otras) - señala Berrios Sierpe. Pueden ser portadores crónicos que, ante una situación de estrés intenso, el virus se reactiva y reagudiza la enfermedad.

La independencia que los caracteriza los expone al salir de sus hogares


Es importante la desinfección del ambiente con el uso de lavandina u otros desinfectantes. Ante el ingreso de un nuevo integrante felino se aconseja aislarlo por 2 semanas. “La principal prevención es a través de las vacunas”, dice Andrea. Se comienza a partir de la octava semana de vida y se dan 2 a 3 dosis separadas, de 2 a 3 semanas, más el refuerzo anual todos los años. También que las vacunas reducen la sintomatología, pero no impiden la infección, por eso es necesario un control de nuestros gatos en el interior de la casa, para evitar que estén expuestos en sus salidas al exterior.


"Otro de los virus es (VPF) Panleucopenia Felina o Parvovirus Felino. Produce fiebre, vómitos agudos, postración (se debilitan mucho) y deshidratación, a veces con diarrea”, especifica. La transmisión por contacto directo o a través del ambiente. Se excreta por heces en los gatitos infectados. “Es raro que afecte a gatos adultos, pero si se trata de gatos no vacunados o alguna enfermedad de base, puede ocurrir”, culmina la profesional con el consejo más importante: vacunarlos.

No podemos dejar de lado la vacuna contra la Rabia, una enfermedad de transmisión zoonótica.


La vacuna Triple Felina cubre el Herpes Virus, Calicivirus y Panleucopenia Felina, la vacuna de la Leucemia Felina cubre el virus del VILEF. En el VIF (virus de inmunodeficiencia felina) aún no hay vacunas. Tampoco podemos omitir la vacuna contra la Rabia de transmisión zoonótica.

Se vacunan a partir de la octava semana de vida y se dan 2 a 3 dosis separadas, de 2 a 3 semanas, más el refuerzo anual todos los años.

Para tener en cuenta

El virus de inmunodeficiencia felina (VIF) es el equivalente al VIH en los gatos. Aproximadamente entre el 1 % y el 5 % de los gatos están infectados. Una vez que un gato se infecta con el VIF, el virus permanece en su cuerpo de forma persistente durante toda su vida.

La Leucemia Felina (ViLeF o FeLV en inglés) es un virus que puede causar neoplasias en alrededor del 30 % de los gatos infectados y puede contribuir a otras enfermedades infecciosas o producir anemia. El efecto más común del virus es la inmunosupresión, infectando el sistema inmune y la médula ósea.

En infecciones respiratorias V.I.F. y V.I.LE.F. (naríz, cavidad nasal, boca, garganta (faringe), y laringe incluyen varios agentes infecciosos, pero el más frecuente son los virus complejo respiratorio Herpes Virus Felino (HVF-1) el de Rinotraqueítis y el Calicivirus felino (CVF).

El diagnóstico es por la clínica y PCR ( no se realizan de rutina por costos).


Comentarios


Los virus más peligrosos que afectan a los gatos