Low Cost: la desregulación aérea solo llegó a 3 de los 13 aeropuertos regionales

La dotación de servicios de control y seguridad los hace inaccesibles para vuelos que no tienen demanda por el alto costo de la aviación civil.



La demanda de servicios se concentra en la ciudad de Neuquén.

La demanda de servicios se concentra en la ciudad de Neuquén.

¿Se justifica un viaje en avión que gasta 40 mil litros de combustible para un puñado de pasajeros? ¿Cuánto se debería cobrar el boleto? Los aeropuertos low cost de la región aún no despegan con su oferta de anotarse en el boom de vuelos baratos que se focalizan, con exclusividad, en las ciudades de Neuquén y Bariloche.

Las promesas de empresas privadas de unir otras ciudades quedaron en la nada. Igual fin tuvo el experimento que improvisó el gobierno neuquino con una aerolínea para unir ciudades de la provincia y del vecino país de Chile con la compra previa de lugares: la mayoría de los vuelos iban vacíos, no había demanda.

En Río Negro, Bariloche recibió ofertas de aerolíneas de todas las banderas y con destinos nacionales e internacionales, pero en el resto de las ciudades más importantes de la provincia, la revolución de los aviones se limitó a un par de anuncios y rutas aprobadas que nunca se concretaron.

Los aeropuertos provinciales de General Roca, Choele Choel, Ingeniero Jacobacci y San Antonio Oeste se encuentran sin actividad comercial, en progresivo deterioro, sostenidos por entidades intermedias de la aviación civil. Viedma, por su parte, tiene un solo vuelo a Buenos Aires. Catriel, acaba de inaugurar un aeropuerto, más relacionado con la industria que con los pasajeros.

La estación aérea de Loncopué es pública pero no controlada.

“El aeropuerto de Cutral Co está operativo y habilitado para funcionar y tiene personal de la Anac”, dijo Roy Eusebio Moya, jefe de la aeroestación en representación de la Administración Nacional de Aviación Civil.

El de Zapala que siempre se dijo que podría ser el alternativo al Aviador Campos, Junín y San Martín de los Andes, también está habilitado en caso de emergencia aunque nadie asegura que se justifique llevar organismos nacionales y pagar servicios si no se realizan vuelos en forma regular.

La provincia tiene la administración de los aeropuertos de Zapala, San Martín de los Andes y Chos Malal, el de Cutral Co es municipal y el Juan Domingo Perón está concesionado.

“Un avión chico para no más de 10 pasajeros como un Domier 228 gasta un promedio de 257 litros de combustible por hora, mínimo, a un precio de 70 pesos el litro, te da una idea del precio que puede tener sólo ese insumo”, dijo un conocedor del mercado. Los aviones más grandes pueden consumir hasta 40.000 litros cada 100 kilómetros.

Neuquén aprovechó fondos de una petrolera en 2013 para crear un fondo fiduciario aeronáutico con el que hizo obras de mejoramiento de pistas que reciben vuelos privados de avionetas y helicópteros vinculados a la actividad petrolífera o bien al placer. El 35% de los vuelos a Chapelco son regulares y el 41% son privados, según informó la Empresa Argentina de Navegación Aérea, Eana. De allí parten hacia sitios distantes como Santiago, Pucón o Córdoba.

Los vuelos regulares a Chapelco son únicamente de Aerolíneas Argentinas.

El resto de los aeródromos son útiles para los vuelos sanitarios, base para operativos especiales como el combate de incendios o servicios para visitas oficiales, según se indicó desde Aeronáutica Neuquén, la dependencia estatal que los administra.

La única empresa que hizo un vuelo experimental entre otro aeropuerto que sea el de Neuquén es LASA que contaba con apoyo de la municipalidad de Cutral Co, pero luego postergó el inicio de las actividades.


Los aeródromos no controlados


• Oscar Reguera, Chos Malal, es una pista pública, no está controlada por aviación civil y opera sólo cuando hay luz solar.

• Teniente Larufa, Loncopué, es de tercera categoría es público, no controlado y opera cuando hay luz solar.

• Rincón de los Sauces es privado no controlado y funciona las 24 horas

• Zapala es público no controlado y opera de 9 a 18.

• Las Lajas, es público no controlado y funciona con luz solar.

En números

19
años pasaron desde que el aeropuerto Juan Domingo Perón fue privatizado. Tendrá ahora una manga telescópica.
14%
de los vuelos en Neuquén son privados. La mayoría, el 47%, son regulares, una relación inversa con Chapelco.

Vuelos sanitarios y demanda turística


• Roca puede operar de noche: El aeropuerto de Roca solo recibe vuelos sanitarios y esta semana recuperó la posibilidad de recibir vuelos nocturnos, al reemplazar las balizas que en enero habían destrozado en actos de vandalismo. El gobierno provincial que se hizo cargo del aeropuerto por convenio con la asociación del Aeroclub anunció inversiones para cumplir con las exigencias que solicita la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), recuperar la funcionalidad y lograr la habilitación para vuelos comerciales, pero no hubo mayores avances.

Los vuelos sanitarios dan vida al Arturo Illia.

• Bariloche, la mayor demanda por la temporada alta: El aeropuerto internacional de Bariloche enfrenta en estos días la mayor demanda de todo el año, mientras sigue en marcha una obra de ampliación por 1.362 millones de pesos, que entró en un paréntesis hasta el final de la temporada. La primera etapa fue inaugurada con la presencia del ministro Guillermo Dietrich e incluye una primera ampliación de la sala de preembarque, la esperada tercera manga para acceder y salir de los aviones, cinco puestos extra de check in (que se agregan a los 19 existentes), el remplazo de los carruseles de equipaje y nuevas oficinas administrativas.

San Antonio requiere inversiones: para que el aeródromo Antoine de Saint Exupéry, ubicado poco antes del acceso a Las Grutas, se convierta en el receptor de vuelos requiere acondicionar la pista, cerco perimetral olímpico, ampliación de la playa, balizamiento e incorporar una planta expendedora de combustible. Hasta 2006, lo usaba la línea aérea Lade que posee una escala Buenos Aires -Comodoro Rivadavia. Cuando su flota aérea se modernizó, las condiciones de la pista provocaron que cesaran los vuelos. La falta de mantenimiento provocaba que el pedregullo dañara las hélices.

sao aeropuerto saint exupery

• Catriel innova y experimenta: la ciudad inauguró recientemente un aeródromo que funcionará en el nuevo parque industrial. El director de Aeronáutica, José María Scheverin, señaló que “la ubicación le otorgará un valor agregado al parque industrial, convirtiéndose en uno de los pocos a nivel nacional que cuenta con este servicio de aeródromo”. Destacó el trabajo del Aeroclub como ente promotor, y el de Municipio por la transferencia de los terrenos. El aeródromo de Catriel permitirá agilizar la conexión del resto de la provincia.

• En Allen se aprende volando: funciona una de las escuelas de aviación más importantes de la región. La pista es de tierra pero está en excelentes condiciones. Julio Ataca vicepresidente del Aeroclub de Allen destacó que el aeródromo está habilitado para vuelos deportivos, recreativos y sanitarios. Este año luego de mucho tiempo esperan que se reactiven los vuelos nocturnos. “Estamos en un plan de balizamiento con distintas instituciones del ámbito aeronáutico”, señaló Ataca. Tiene cuatro aviones para dar el curso de pilotos privados y la hora cuesta $3.000.


Comentarios


Low Cost: la desregulación aérea solo llegó a 3 de los 13 aeropuertos regionales