Gutiérrez pidió más deuda tras la aprobación en la Legislatura

Esta semana se avaló un endeudamiento por 200 millones de dólares. Después el gobernador pidió otro por 20 millones.



La Legislatura provincial aprobó ayer de madrugada la ley 3.195 que le permitirá al gobernador Omar Gutiérrez tomar deuda por hasta 200 millones de dólares para realizar obras de infraestructura urbana.

Fue con 26 votos a favor que aportaron el MPN, sus bloques aliados, Cambiemos y Libres del Sur, más los diputados Mariano Mansilla y Teresa Rioseco del Frente Neuquino y Javier Bertoldi del Frente para la Victoria que desoyeron el planteo de sus pares respecto de que será un “cheque en blanco” para el Ejecutivo. Los votos negativos fueron siete.

El debate giró en torno a la figura que encuadra la operación -el miembro informante Mario Pilatti (MPN) argumentó que no es un préstamo sino “una operatoria poco usual”- y el destino del dinero, pues no se especificó el listado de obras a financiar.

“Endeudarse no es bueno ni malo pero hay que saber el cómo y el para qué. El cómo lo sabemos, el para qué no”, planteó Raúl Podestá del Frente Grande. Similar reclamo hizo Eduardo Fuentes del Frente Neuquino, quien argumentó su oposición en que “no se trata del listado de obras, sino de aprobar a libro cerrado montos trascendentes”. Desde el FIT evaluaron que el Estado tiene “recursos de sobra” para hacer las obras sin acudir a nueva deuda.

En cambio Santiago Nogueira de Libres del Sur justificó el respaldo del bloque al considerar que se trata de “una oportunidad por los plazos y las tasas” y negó que sea “un cheque en blanco” porque estará destinado a obras y no a gastos corrientes.

La provincia tomará los fondos a través de un “convenio subsidiario de préstamo” y será el gobierno nacional quien solicite los fondos a organismos internacionales para transferirlos a la provincia. El plazo de amortización será de 12 años y la tasa de interés rondará el 4% anual.

En números

U$S 293
millones en préstamos para obra pública le autorizó la Legislatura a Omar Gutiérrez en los últimos dos meses,
3
años de gracia tendrá la provincia para comenzar a pagar la amortización de capital por los créditos aprobados.

Un pedido más, pero de monto menor

El gobernador Omar Gutiérrez dejó pasar apenas diez horas entre la aprobación del endeudamiento por 200 millones de dólares y la presentación de un nuevo pedido a los legisladores, esta vez por un monto diez veces menor, para encarar la pavimentación de tres tramos de las rutas provinciales 26, 43 y 60.

El proyecto de ley que ingresó ayer prevé que los 20 millones de dólares lleguen a través de un convenio con el Fondo Fiduciario Federal para la Infraestructura Regional y establece un plazo de amortización del crédito de 12 años con tres de gracia e igual tasa de interés que el préstamo aprobado esta semana. También habilita al Ejecutivo aumentar el monto en hasta un 30% “para concluir las obras”.

Análisis: La deuda si es para obras, mejor

Cuando los diputados le aprueben a Omar Gutiérrez el crédito de 20 millones de dólares que solicitó ayer, el gobernador habrá acumulado, en apenas dos meses, autorizaciones de deuda por 313 millones de dólares para volcar en obra pública. Se trata de fondos provenientes de organismos internacionales a través de operatorias bastante distintas a las que le permitieron, a fines del 2018 y en la antesala de la campaña electoral, tomar un préstamo con el Credit Suisse por 100 millones de dólares.

Esa gestión fue con un banco privado, para “recomponer stock de caja” y a una tasa de interés cercana al 10%. Si bien el gobierno había calificado ese porcentaje como “excelente” cuando se le cuestionó la maniobra, lo cierto es que los créditos solicitados para infraestructura este año pagarán uno menor, del orden del 4%. Otra diferencia: no quedarán (no deberían) en la nebulosa que son los gastos corrientes.


Comentarios


Gutiérrez pidió más deuda tras la aprobación en la Legislatura