Macri reconoció que “no hay resultados concretos” en la negociación con los holdouts

Dijo que esperaba más avances para llegar a un acuerdo



#

Pidió tiempo hasta febrero para “una opinión definitiva”

Hay una nube negra que persigue al presidente Mauricio Macri en cada reunión que mantiene en el plano internacional. Se trata de la negociación del pago de la deuda con los holdouts, mejor conocidos como los fondos buitre. Ayer, junto al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, se refirió al tema en su despedida del Foro Económico Mundial en la ciudad suiza de Davos. Dos construcciones resonaron con igual fuerza: “lo antes posible” y “de la manera más justa”. El gobierno está ansioso por dar por finalizada la cuestión, pero no parece querer hacerlo a cualquier costo.

Luego de tres días de agenda frenética, el presidente emprendió el regreso a la Argentina. Ayer, su último día, no fue mucho más tranquilo: participó de un desayuno temprano con los empresarios argentinos Eduardo Elsztain (IRSA) y Marcelo Mindlin (Pampa Energía), seguido de una audiencia con el CEO de Microsoft, Satya Nadella, y más tarde con los CEO de Renault-Nissan y BT Group. También se vio con el premio Nobel de la Paz y exsecretario general de la ONU, Kofi Annan.

Al mediodía, Macri se reunió con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, con quien se comprometió a construir una relación “más intensa y productiva” entre ambos países. Luego del diálogo con distintos medios argentinos, brindó, junto a Prat Gay, una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones del Foro, en la que se refirieron al problema con los holdouts.

“Viajamos a Nueva York y en persona les dijimos que estamos preparados para conformar un acuerdo, estamos viendo las condiciones. Volveremos a viajar, hay una reunión prevista para el 1 de febrero. Lo antes posible tenemos que encontrar la forma en que el acuerdo sea balanceado para las dos partes”, dijo el Presidente.

Intercalando el español con un inglés bastante aceptable, lejos del “What age?” con el que la ex presidenta Kirchner preguntó a una niña neoyorquina su edad, reconoció, sin embargo, que “hasta ahora no hay resultados concretos” en la negociación por la deuda y que “a esta altura” esperaban “tener la cosa más avanzada” para un acuerdo.

El 1 de febrero, la argentina elevará a Daniel Pollack –el mediador nombrado por el juez Thomas Griesa para negociar con los acreedores del país– una oferta de pago a los bonistas, luego de que los propios bonistas –que reclaman alrededor de 10.000 millones de dólares– pidieran atrasar al menos una semana la presentación de la propuesta.

Prat Gay había expuesto más temprano en un panel llamado “El dilema global de la deuda”, donde aseguró, aunque sin dar detalles, que la oferta se encuentra prácticamente armada y que en el gobierno están “ansiosos por dejar esto atrás”, pero de la manera “más justa posible”. “Hablan del juicio del siglo, pero estamos negociando menos de dos puntos del PBI”, dijo.

Para el gobierno, la parte delicada de la negociación no es tanto el monto, como los intereses a pagar por la deuda en default. En diálogo con los distintos medios enviados a Davos, el presidente afirmó: “No queremos discutir capital, queremos discutir las penalidades que son realmente altas. En algunos casos las penalidades llegan al 80% y, en el caso de un bono, el capital es de 10 centavos y las penalidades son de 90 centavos”.

Asimismo, Macri anunció que el gobierno colaborará con el FMI, para elaborar informes sobre la Argentina y evaluar las cuentas (ver El Fondo…).

El presidente Mauricio Macri en un desayuno, ayer, con empresarios argentinos en el Foro Económico Mundial de Davos. Admitió dificultades en la saga con los holdouts.


Comentarios


Macri reconoció que “no hay resultados concretos” en la negociación con los holdouts