Mala señal: bajan la nota de la deuda argentina

Moody's rebajó también a varios bancos importantes. Dijo que es por la balanza comercial y el tipo de cambio.



Buenos Aires.- La calificadora de riesgo internacional Moody's rebajó un escalón la nota de los títulos de la deuda argentina en pesos y dólares emitidos a largo plazo, al reducirla del rango Ba3 a B1.

La evaluadora redujo también la calificación de las petroleras YPF y Pérez Companc y de los bancos Río, BBV-Francés, Galicia, Boston HSBC-Roberts, Bansud, Scotiabank-Quilmes, Hipotecario, Citibank NA y los estatales, Nación, Provincia y Ciudad, para bonos de deuda y depósitos bancarios en moneda extranjera, desde B1 a B2.

La Bolsa no registró ayer el impacto en las cotizaciones. Cerró con un alza del 0,52% aunque con un volumen de negocios bajo –de alrededor de 20 millones de pesos–, que se atribuye a la decisión de la calificadora. (Ver Pág. 45)

Moody's fundamentó la decisión en el deterioro observado en los términos del intercambio comercial de la Argentina, que sumado al tipo de cambio fijo, ha creado una situación muy complicada para la economía local.

Además, consideró que estos factores internos, combinados con las condiciones adversas de los mercados de capitales internacionales, han hecho que la Argentina deba recurrir a la financiación de los mercados crediticios en condiciones menos favorables que en el pasado.

El subsecretario de Financiamiento, Miguel Kiguel, criticó la medida de la calificadora y consideró que se trató de “una decisión apresurada” puesto que la economía argentina está dando muestras de reactivación.

“En julio, cuando Moody's anunció la revisión de la deuda argentina, el spread (que mide el riesgo país) estaba 250 puntos más arriba que hoy y no había signos de recuperación, pero en este momento hay señales de reactivación, las commodities (soja, trigo, petróleo) están repuntando y los mercados internacionales están mejorando”, argumentó al disparar contra la evaluadora por hacer caso omiso a estos indicadores.

Sin cambios en el bono

Desde Nueva York, Kiguel minimizó la importancia de esta reducción al garantizar que no impactará negativamente en la colocación del bono por 1.500 millones con garantía del Banco Mundial que se concretará hoy tal como estaba previsto.

“El mercado no reaccionó negativamente, prácticamente ignoró la decisión de Moody's, ya que hubo una baja muy pequeña en los bonos con lo cual pensamos que la noticia fue absorbida muy bien”, dijo.

“La respuesta que tuvimos de los bancos colocadores del bono -Goldman Sachs y JP Morgan- es que ni la rebaja de la nota de la deuda ni el alerta de Greenspan causará efectos negativos sobre el precio del título”, indicó.

Al respecto, precisó que la demanda del bono “está muy fuerte y hay una sobresuscripción”, pero no quiso adelantar si podría ampliarse por encima de los 1.500 millones o no. (Infosic)

En Nueva York esperaban la reducción

Nueva York- A pesar de que el anuncio de Moody's sobre la disminución de la calificación de la deuda argentina causó cierta ansiedad en el mercado de bonos de Nueva York, los títulos argentinos se estabilizaron en sus niveles iniciales luego de sufrir una primera caída.

Según la opinión de analistas y economistas, el mercado esperaba el anuncio de la baja en el rating de los papeles desde julio.

La reducción de la calificación de la deuda argentina en moneda extranjera a largo plazo dada a conocer en el mediodía de ayer, causó una inmediata caída de los títulos de deuda argentinos. Sin embargo, luego se estabilizaron.

Entrada la tarde, los precios de los bonos argentinos estaban en el mismo nivel que en la mañana de ayer, cuando se recuperaban de la caída del martes, provocada por la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de cambiar sus perspectivas futuras de las tasas de “neutral” a “favorable al alza”.

“La decisión de Moody's demuestra que existen problemas estructurales que no van a desaparecer con el simple hecho de elegir un nuevo gobierno”, dijo un analista de Bear Sterns, que prefirió no ser identificado.

Por su parte, Francisco Zarama, agente negociador de bonos para la empresa Garban en Nueva York, explicó que la reacción del mercado al anuncio de Moody's, “da la idea de que (la rebaja de la calificación) estaba descontada por el mercado”. El analista agregó que las calificadoras por lo general reflejan la opinión que el mercado ya tiene sobre un deudor. (DPA)


Comentarios


Mala señal: bajan la nota de la deuda argentina