Mapuche condenada por “daño simple”

La fiscal, que empezó el caso con una acusación de tentativa de homicidio y luego bajó a lesiones graves,

#

Integrantes de varias comunidades y referentes de organizaciones y sindicatos celebraron la decisión del jurado multicultural. (Foto: Marcelo Mercado)

Zapala

ZAPALA (AZ).- El jurado popular absolvió a dos de los tres mapuches acusados por la agresión a la oficial de Justicia Verónica Pelayes. A casi tres años del violento episodio, apenas hubo una condena simbólica por el delito de “daño simple” contra Relmú Ñanco, una figura que prevé penas de entre 15 días y un año de prisión. El fallo fue celebrado como una victoria por la comunidad Winkul Nehuén y el resto de agrupaciones que se congregaron afuera del juzgado de Zapala.

“Sentimos que se hizo Justicia con nosotros, el jurado supo interpretar nuestra verdad y no le dio lugar a la farsa de la Justicia que pretendía condenarnos con una acusación ridícula”, dijo Ñanco. En oposición, la fiscal Sandra González Taboada se mostró disconforme con la decisión. “Claramente es un fallo condicionado por el entorno, creo que los jurados no pudieron deliberar libremente sino que fueron permeables a las presiones externas”, opinó ante “Río Negro”

La sentencia se conoció casi cuatro horas después de que el juez Raúl Aufranc terminara de dar las instrucciones al jurado, integrado en un 50% por integrantes del pueblo mapuche. Pelayes no estuvo presente pero sí varios de sus compañeros del Poder Judicial, quienes abandonaron el lugar disgustados. “Nos sentaron a nosotros en el banquillo de los acusados cuando acá deberían estar los representantes de las petroleras y el gobernador, que son los culpables de la contaminación ambiental que venimos sufriendo”, dijo Ñanco.

“Esto nos da más impulso para seguir luchando en la reorganización del pueblo mapuche en la provincia, nos vamos a reunir con otras organizaciones y definiremos los pasos a seguir en la defensa de los pueblos originarios” agregó. “Estoy feliz, siento el máximo respeto por este jurado que entendió la pesadilla que nos toca vivir, porque muchos de ellos pasaron por lo mismo”, finalizó. Para la fiscalía se trató de un fallo teñido por un contexto de presión hacia los jurados. “Acá hubo integrantes de Madres de Plaza de Mayo y otros dirigentes que nada tenían que ver en la causa y entre todos armaron un escenario de presión para los jurados, que lamentablemente terminó influyendo”, cuestionó.

“Estoy convencida de que los jurados no compraron el verso que les quisieron vender los defensores, pero sí se sintieron presionados por el circo externo y tuvieron miedo. No hubo justicia para Verónica”, concluyó la fiscal, quien en su alegato había sostenido cargos por lesiones graves y daño calificado contra Ñanco.

Al juicio llegaron acusados además Mauricio Raín y Martín Velázquez Maliqueo por el cargo de “daño agravado” y ambos resultaron absueltos ayer. La condena que recayó en Ñanco, en tanto, fue sólo por los daños materiales ocasionados pero no por las heridas que sufrió Pelayes el 28 de diciembre de 2012, cuando se presentó en Portezuelo a notificar una orden judicial para que la comunidad habilite el paso a las maquinarias de la empresa Apache.


Comentarios


Mapuche condenada por “daño simple”