Martínez prometió recuperar la obra pública

Juró como nueva jefa comunal ante un colmado local y en el discurso cuestionó a su antecesor y delineó los proyectos a impulsar. Es la primera mujer elegida para el cargo en Zapala.

#

“El municipio no resiste un empleado más”, advirtió. Planteó la necesidad de un programa que garantice el éxito en la transición política.

Gentileza

ZAPALA (AZ).- El ciclo de Soledad Martínez al frente de la comuna zapalina se puso en marcha oficialmente ayer. El acto de jura de la nueva intendente y los flamantes concejales se desarrolló en un cine teatro colmado como pocas veces en los últimos años y en medio de muestras de apoyo de vecinos y dirigentes políticos locales y nacionales. “Vamos a recuperar la obra pública para terminar emprendimientos que dejó pendiente la gestión que se va y otros de la época de Raúl Podestá, que tampoco se finalizaron”, expresó la intendente. Martínez repartió palos para su antecesor, Edgardo Sapag, y reclamó a la dirigencia local el establecimiento de un nuevo esquema de vinculación para garantizar el éxito en la transición política. “No están perjudicando a un nuevo gobierno, están debilitando la institucionalidad”, indicó. En otro tramo del discurso, la ex legisladora provincial aseguró que el municipio “no resiste un empleado más”. En plano de las estrategias prometió la construcción de un desarrollo económico privado que permita la generación de mano de obra genuina. Además, destacó que ya le presentó al gobernador Jorge Sapag un bosquejo de obras impostergables para la ciudad, que incluyen al nuevo hospital y la ciudad judicial, entre otros emprendimientos. “No quedará un solo organismo nacional que no conozca la agenda de necesidades de los zapalinos”, anunció en alusión a las gestiones que llevará adelante ante el gobierno central. En la primera sesión del Concejo Deliberante celebrada ayer, se designó a Mariano Ruiz, Hernán Moreno, Ricardo Lezana y Gustavo González como presidente, vice primero y segundo y secretario legislativo respectivamente. Durante la elección la edil del MPN, Claudia Domínguez, fue abucheada cuando reclamó para su partido la vicepresidencia primera del cuerpo. Martínez, máxima referente de la coalición Unidos por Zapala, heredó una situación compleja a nivel financiero. Si bien los primeros datos oficiales recién comenzarán a conocerse este martes cuando los funcionarios ocupen sus oficinas, trascendió que las cuentas municipales se encuentran en rojo. Uno de los principales desafíos que enfrentará la nueva administración municipal será la pesada carga salarial. Es sabido que la mayor parte de los ingresos son destinados al pago de salarios con lo cual el margen de maniobra será ajustado. De ahí entonces la advertencia que hizo respecto de los nombramientos de personal. Martínez se convirtió en la primera mujer en ser elegida como intendente de esta ciudad el pasado 12 de junio, luego de derrotar con amplitud al MPN que impulsaba la reelección de Edgardo Sapag.


Comentarios


Martínez prometió recuperar la obra pública