Más plantas por cuadro, pero con un solo cargador



»

En pocos días más el emprendimiento de Catena Zapata será sometido a su primera poda anual, en lo que no deja de ser un acontecimiento de importancia para la finca ubicada a pasitos de la represa de Casa de Piedra. Sobre todo si se tiene en cuenta que lo que se hará en este lugar será totalmente distinto de lo que se hace de manera usual en las fincas mendocinas. ¿En dónde radican las diferencias? En primer lugar, la densidad de plantación ya es diferente desde el vamos. En Mendoza, en un claro –el espacio que existe entre un poste y otro– hay a lo sumo 4 ó 5 plantas. En el predio de Casa de Piedra la cantidad de plantas entre poste y poste será de entre 8 y 10. También habrá diferencias en cuanto a la poda. Aquí en la zona la idea es dejar un solo cargador apuntando hacia el norte y con una sola línea de alambre. Por el contrario, en Mendoza se abre la planta en dos cargadores en el primer alambre, como si fuese una “Y” y luego se agregan uno o dos pisos más. Es decir que cada planta puede tener 4 ó 6 cargadores, que son precisamente los que “cargan” los racimos a determinada altura del suelo. El primer y segundo año la cosecha se hará en forma manual y en los siguientes se implementará el uso de una máquina cosechadora. Para Oyarce, “en cuatro o cinco años esto va a estar en plena producción. De cada cuartel se puede sacar dos camionadas o 200 quintales. Después se va a mantener en ese nivel”.


Comentarios


Más plantas por cuadro, pero con un solo cargador