Matías Ceppi tiene un nuevo ‘Desperfecto’

El nuevo trabajo discográfico del músico choelense fue grabado en Buenos Aires y Bariloche, los dos sitios donde vivió en los últimos años.



Este es el cuarto trabajo en estudio que edita Matías Ceppi. Foto: gentileza

Este es el cuarto trabajo en estudio que edita Matías Ceppi. Foto: gentileza

“Pensé que era un buen tiempo para escuchar y ser escuchado”. Con esa premisa, el músico Matías Ceppi presentó su último trabajo discográfico, al que llamó “Desperfecto”, que fue construyéndose en distintos momentos de su carrera. 

“Luego de un silencio, de una etapa más bien introspectiva, surgió la motivación de publicar una nueva obra. Cada nueva canción o disco nuevo, es un reflejo de mi carrera y el tiempo”, resumió este músico de 41 años.

Seis canciones conforman “Desperfecto” pero cada una -reconoció su autor- fue trabajada “en un tiempo diferente y distante entre sí” aunque están “entrelazadas en una búsqueda sonora más allá de encasillarse en un estilo específico. Se podría decir que son un poco pop, un poco rock, un poco electronic”, mencionó.

Calificó el álbum como “una obra ecléctica que recorre la comodidad del inicio, lo incómodo de no encontrar palabras, el dolor de la pérdida, lo real, el sueño y soltar”.

Se trata del cuarto lanzamiento “formal” de Ceppi. El primero, de 2003, se llamó “Essential” y fue grabado en el barrio de Floresta, en Buenos Aires.

El disco está acompañado por cuatro videoclips que fueron realizados por directores de cine y realizadores audiovisuales durante el aislamiento social. “La idea fue hacer algo simple que muestre diferentes contextos de niños en sus casas en este tiempo de cuarentena”, explicó Ceppi.

Composición

El músico aclaró que nunca planea de antemano componer una canción. “No me saldría. Mantengo la rutina de tocar a diario y las canciones llegan de alguna manera. Un poco fuera de foco, como esperando que las vea. Ahí es donde pongo REC y no paro hasta que termino el primer boceto”, detalló.

Ahí continua el trabajo fuerte de producir las canciones, deconstruirlas y hacerlas crecer.

“Las letras también vienen de una manera similar. Impulsivas, simples, sin demasiados adornos literarios. Son una colección de sentimientos y retratos mentales”, señaló.

Cuando se le pregunta en qué momento se identificó como músico, Ceppi se remite a la década de los 80 cuando vivía en una chacra junto a su familia en Choele Choel.

Recuerda un reproductor de cassette y el álbum Beatles For Sale. “Ese fue el primer y único flechazo necesario. Estaba todo el día escuchando música en la radio e imaginando que tocaba con las bandas que sonaban”, rememoró.

Ceppi calificó el álbum como “una obra ecléctica". Foto: gentileza

De aquí y de allá

El proceso de grabación de “Desperfecto” fue variado. Tres canciones fueron grabadas cuando vivía en Buenos Aires a fines de 2015, durante una sesión en el estudio “El Santito”. Dos años después, se radicó en Bariloche.

“Fue aquí en la Cordillera donde encontré un espacio diferente para trabajar en cosas nuevas y las que habían quedado guardadas sin terminar”, resumió y admitió que “el modo de componer es el mismo, sin importar el lugar donde esté. Lo que cambia es la predisposición a dejar que la música fluya y se apodere de vos.  No es lo mismo fluir en San telmo que fluir en el Mascardi”.

Para Ceppi, su trabajo reúne influencias de Charly García, Luis Alberto Spinetta, The Beatles, Björk, David Bowie, Juana Molina, Gustavo Cerati, Prince, Bill Evans, entre tantos otros de una lista repleta de evidente talento. “En algún punto -planteó- todo eso tomó su propia identidad. Sin influencias, no habría comienzo de una nueva búsqueda”.


Comentarios


Matías Ceppi tiene un nuevo ‘Desperfecto’