Menem oficializó su plataforma electoral 22-4-03



El cierre en Ríver está en duda

Verani: “Moreau no tiene chances”

Menem junto a su compañero de fórmula, Juan Carlos Romero, dijo que el peso estará “respaldado en dólares”. El candidato presidencial del Frente por la Lealtad, Carlos Menem, presentó ayer su programa de gobierno basado en un plan alimentario de emergencia junto a la batalla contra la inseguridad, pero también prometió que el peso argentino “se volverá a sustentar en el dólar” norteamericano. En ese marco de anuncios sobre economía, el ex presidente de la Nación auguró que prohibirá la emisión de bonos provinciales y que los argentinos podrán nuevamente “ahorrar, pagar y contratar en la moneda estadounidense”. Junto a Juan Carlos Romero, su compañero en la fórmula, presentó su programa que lleva como título “Por una nueva Argentina” ante más de 300 militantes y dirigentes que colmaron las instalaciones del salón de eventos del Hotel Presidente. El líder riojano prometió fundar en la Argentina un “nuevo orden económico” a partir de una “ambiciosa agenda”, basada principalmente en una reforma estructural del sistema fiscal, caracterizada por la baja de impuestos y que permita recuperar la confianza para renegociar la deuda externa, reinstalar el crédito y generar empleos. Frente a empresarios y referentes de la Fundación Mediterránea, detalló el programa general de gobierno que piensa implementar en caso de ganar las elecciones, al que categorizó como “un renovado contrato social” en la línea “revolucionaria” del justicialismo, pero “en esta oportunidad a prueba de irresponsables”, alusión a la que recurrió en varias oportunidades para referirse a las gestiones que los sucedieron desde 1999. Menem enumeró frente a una nutrida concurrencia uno a uno los pilares sobre los que planea desarrollar su gestión: órdenes jurídico, personal y físico, social y económico, este último encuadrado en una reforma fiscal con “un lugar preponderante”. El candidato del Frente por la Lealtad llegó acompañado por sus economistas de cabecera Diego Estévez y Pablo Rojo, además de Eduardo Bauzá, Alberto Kohan y Jorge Castro. Prometió una “reforma impositiva revolucionaria”, en la que el IVA tendrá una “tasa uniforme para todas las actividades y sustancialmente más baja que la actual”, de la misma manera que las del impuesto a las Ganancias, al que se le eliminarán diversas exenciones, a la vez que avanzará “rápidamente hacia la disminución gradual” de las retenciones a las exportaciones, gracias a “la mejora esperada en la recaudación para los años 2004 y 2005”, según dijo. “Argentina debe terminar con estructuras impositivas anárquicas y regresivas que lo único que producen es evasión, falta de crecimiento y desempleo, especialmente en las economías regionales”, enfatizó Menem para introducir su concepto de co-responsabilidad fiscal. Para ello, enviará al Congreso un nuevo proyecto de ley de coparticipación para que las provincias “pasen a recaudar un conjunto de impuestos hoy en cabeza del Gobierno central”, que elimine “en un plazo prudencial todos aquellos impuestos provinciales distorsivos” y que prevea “la prohibición de déficit públicos provinciales y municipales y la fijación de metas macroeconómicas de saneamiento”, fijadas por un órgano federal a crearse. “Este profundo programa de saneamiento fiscal nos va a permitir encarar rápidas conversaciones con los acreedores internacionales para renegociar en términos amistosos la deuda externa, de manera de lograr recuperar la confianza en el crédito público de Argentina”, proyectó. La renegociación de la deuda externa será “crucial”, además para que el sistema bancario local pueda “reponerse y generar crédito indispensable para crecer”, agregó Menem. (Télam/DyN)

El cierre en Ríver está en duda

Verani: “Moreau no tiene chances”


Comentarios


Menem oficializó su plataforma electoral 22-4-03