Messi y otra vergüenza nacional



Cinco Saltos

La viveza criolla, el creernos los mejores del mundo y el devenir de los acontecimientos relacionados con el fútbol lo único que logra es sacar a la luz la verdad demorada. En el mundo del fútbol los equipos se arman de atrás hacia adelante y las organizaciones con sus autoridades desde arriba hacia abajo.

Hoy Messi, cuya única función es la de limitarse a jugar, se queja de su propia historia. Para mi gusto personal es un jugador fracasado, ya que en la selección nacional, hasta ahora y por su propia impotencia, fue lo que demostró.

Para ser el mejor del mundo hay que ser el mejor jugador y mucho mejor persona en todas sus facetas, entre otras, ser un buen compañero, respetar a las autoridades, a los hinchas, al público, al espectáculo, y fundamentalmente cuidar las opiniones que se dan, ya que lo que se dice es receptado nada más y nada menos que por el mundo civilizado.

Recordemos que terminó el viento de cola de 37 años de Julio Grondona… también es bueno recordar que en su momento Messi fue sancionado con varias fechas y luego reducidas, quedando un antecedente claro y no menor, y a nivel local también se puede entender por qué entrenadores de jerarquía no aceptan dirigir a la selección, demasiados intereses foráneos y espurios, una dirigencia que no está a la altura de las circunstancias y el propio jugador formador del equipo hoy dueño de uno de los pecados capitales: la soberbia.

Sí es hora de hacer cambios para un futuro prometedor, la renovación en serio comienza por todos los frentes. Y personalmente creo que es hora de empezar con nueva dirigencia, nuevos jugadores, pasar a retiro a “todos los amigos” de Messi y de ser necesario agradecerle también a él por los servicios prestados.

Silvano Giacolla Caruso

DNI 8.119.343


Comentarios


Messi y otra vergüenza nacional