Mi Bus advierte un escenario complejo ante la quita de subsidios al transporte

El propietario de la empresa, Pedro Ponte, rompió el silencio. Su visión y la expectativa de qué pasará en 20 días cuando caigan los aportes de Nación.



#

Pedro Ponte, propietario de Mi Bus habló hoy con “Río Negro”.(Foto: Marcelo Martínez )

Mi Bus advierte un escenario complejo ante la quita de subsidios al transporte

La empresa Mi Bus rompió el silencio y por primera vez, luego del anuncio de que el gobierno nacional eliminará los subsidios al transporte el 1 de enero, su propietario, Pedro Ponte, alza la voz para reclamar definiciones ante la situación de incertidumbre que podría poner en jaque el sistema en Bariloche.

Mi Bus presta hoy el servicio de transporte urbano de pasajeros en la ciudad más poblada de la provincia y tiene un promedio de 1 millón de pasajeros mensuales con un boleto mínimo de 23 pesos (que subirá a 27 pesos en enero).

Los mayores costos de la empresa -según Ponte- es una masa salarial de 18 millones de pesos por mes y el gasto en combustibles que en enero se irá a unos 8 millones de pesos (hoy con el subsidio es de 2 millones de pesos). Sumado a gastos operativos, alquileres y otras cuestiones.

Te puede interesar: Río Negro dará subsidios a los colectivos urbanos

Estamos muy preocupados y atentos al trabajo que está haciendo la provincia a nivel nacional”, dijo Ponte a “Río Negro” quien llegó hoy a Bariloche a la espera de definiciones concretas ante la incertidumbre de qué pasará en 20 días cuando caigan los subsidios.

Ponte afirmó que “sin subsidio la tarifa debe ser de 44 pesos para cubrir los costos y de ahí hay que ver qué aporta provincia y municipio” para achicar la brecha. “Creo que hay que buscar una solución, no pasa por la tarifa porque la gente no lo soportará”, afirmó.

También el empresario opinó que no sería la respuesta óptima acortar recorridos, que hoy llegan a 570.000 kilómetros al mes, y puso sobre la mesa que en caso de que la solución sea disponer de unidades que no se utilizan (hay 25 de remanente) para que la empresa las venda, implicaría el despido de trabajadores ya que hoy se exige que haya 3 trabajadores por cada colectivo.

Son decisiones políticas que debe tomar el municipio, hoy tenemos 300.000 estudiantes que viajan gratis cada mes, si se les cobra un boleto de 10 pesos tendríamos 3 millones de pesos”, señaló y remarcó que el caso del boleto escolar gratuito y sin compensación del Estado, es único en el país.

Ponte se maneja en el terreno de los supuestos porque hasta el momento la única confirmación oficial que tiene es la quita de los subsidios nacionales que en Río Negro ascienden a 330 millones de pesos anuales, de los cuáles la mitad corresponden a Mi Bus.

El empresario no tiene diálogo con provincia, ni precisiones del anuncio del gobernador Alberto Weretilneck de que Nación continuará aportando 150 millones de pesos anuales y la provincia otorgará otros 40 millones. Con el intendente Gustavo Gennuso hay línea directa pero tampoco definiciones solo que el jueves de esta semana nuevamente autoridades provinciales viajarán a Buenos Aires para gestionar ante Nación.

Más información: Choferes en alerta por falta de pago de los salarios


Comentarios


Mi Bus advierte un escenario complejo ante la quita de subsidios al transporte