La Feria del Libro cada vez más afianzada

Ayer se cumplió el tercer día de actividades literarias, culturales y musicales que se realizan en el Parque Central. Los libreros aseguran que las ventas son buenas.





Ayer, el Parque Central se convirtió en la vidriera de una multiplicidad de propuestas recreativas y culturales. Mientras por calle Mitre se realizaba la esperada “marcha federal” de los y las veteranas de Malvinas, en las globas y en el Museo Nacional de Bellas Artes, una multitud se dio cita en los puestos y conferencias de la Feria del Libro de Neuquén.

El tercer día de la feria tuvo invitados de lujo, llegados desde Buenos Aires y de la región. Por ejemplo, estuvo Eugenia Tobal que presentó su libro “Esa nueva piel”, donde cuenta su historia más personal que artística. Una charla amena que no tuvo desperdicios.

En una recorrida por los stand se pudo observar una gran variedad de géneros y propuestas literarias, a precios que se acomodan a los bolsillos actuales. Los libreros comentaron que las ventas son buenas, que hubo un pequeño repunte en comparación con el año anterior, aunque la gente no se vuelca masivamente a comprar libros.

Los puestos con literatura infantil fue uno de los más visitados durante la jornada de ayer. “Los niños todavía leen, a pesar del avance de la tecnología”, tiró por ahí una mamá.

En el auditorio Macky Corbalán, una globa instalada en las inmediaciones del MNBA, tres escritores locales tuvieron la oportunidad de presentar sus creaciones y el público lo agradeció. Estuvieron Marcelo Gobbo con sus ficciones y cuentos, Natalia García con su propuesta poética y Matías Castro Sahilices con cuentos ilustrados, wester y literatura gauchesca.

La feria también tuvo un rinconcito para los más peques. En diferentes globas se realizaron espectáculos musicales, de títeres y de acercamiento a la lectura a través de las letras, las imágenes, el dibujo y los juegos.

Los niños todavía leen, a pesar del avance de la tecnología y de la llegada de los juegos en línea. Esto es fantástico”.

Mariana, una mamá quedó fascinada de la cantidad de niños mirando libros.

Interesante fueron las jornadas de reflexión sobre la educación. Es una propuesta de capacitación con herramientas de formación orientada a docentes, bibliotecarios, estudiantes y profesionales. Ayer, se destacó el taller de Pim Pau, donde se habló sobre un proyecto de arte, música y educación para niños y adultos, que unió experiencias argentinas y brasileñas.

Entre libros e historia se mezcló la música, con bandas locales que le dieron ritmo a la tarde.
El buen clima y la proximidad del desfile por el aniversario de la ciudad, hicieron que el Parque Central desbordara de visitantes. La primera parada fue cada uno los lugares de la Feria del Libro y después de tanta caminata se vinieron los mates y las gaseosas, descansando los pies en el pasto fresco. Muchos de los que asistieron al desfile de los héroes de Malvinas también se dieron una vuelta por las actividades literarias. En alguno puestos se vieron familias con banderas de Malvinas.

Al caer el sol y para cerrar una tarde a la que no le faltó nada, la gente se fue arrimando al escenario central del Parque Central, para encontrar el mejor lugar desde el cual poder disfrutar a dos grandes de la música: Víctor Heredia y Choque Urbano.
La Feria del Libro continuará hasta el 25 de septiembre. Abre todos los días a las 14.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Feria del Libro cada vez más afianzada