Municipios del FdT están relegados en el reparto de obras en Río Negro

Según la asignación por habitante, ocho de las más bajas corresponden a intendencias de la oposición, entre ellas, siete del Frente de Todos, como Roca. El Plan Castello mantiene una fuerte incidencia. El FdT rechazó el presupuesto por ese desajuste. La gobernadora dijo que hubo “problemas de carga”.





En el presupuesto 2021, Río Negro consignó casi 7.259 millones en obras, con su correspondiente reparto entre los municipios.

Esa distribución –como cada año– tiene ganadores y perdedores.
Juntos administra 18 intendencias, el FdT –con PJ y FG– tiene doce administraciones y nueve están en poder de radicales y otras fuerzas.

El índice de asignación por habitante constituye un trazo comparativo.
En lo provincial, ese número equivale a 10.151 pesos por rionegrino.
De los estados locales grandes, solo Bariloche supera esa media
, a partir de una asignación de 1.634 millones.

Otros once están por encima del promedio provincial: cinco radicales (Chimpay, Darwin, Ñorquinco, Valcheta y Jacobacci), otros tres de Juntos (Pilcaniyeu, Maquinchao y Comallo) y una terna del Frente de Todos (Campo Grande, Conesa y Sierra Grande).

En el extremo inferior, de los diez índices más bajos, siete municipios desplazados pertenecen al FdT, entre ellos, Roca.

Lamarque es el más relegado, con 450 pesos por habitante, y ese municipio justicialista fue incluido a último momento, pues no figuraba en el proyecto inicial. Se incorporó con 4 millones (Parador turístico y Sala de Monitoreo) por nota de Obras Públicas del 2 de diciembre, con otras tres construcciones: Comallo (Palioparque, con 2,1 millones), Sierra Grande (escuela 60, con 5 millones) y Los Menucos (Regional policial, con 2,8 millones).

El gobierno sumó cinco obras en el presupuesto a último momento y recién incluyó a Lamarque, que no tenía construcciones para el próximo año.

En el tramo de relegados, siguen Godoy, Belisle, Chichinales, Guardia Mitre, Cervantes, Sierra Colorada, Allen, Río Colorado y Roca. Además de los siete del FdT, hay dos de Juntos –Allen y Río Colorado– y uno radical, Guardia Mitre.

En Regina, la gobernadora Arabela Carreras relativizó este reparto oficial cuando sorprendió que las planillas aprobadas no eran las decididas con Obras Públicas.

Un aspecto del desequilibrio de la distribución radica en las obras del Plan Castello y, también, en los aportes nacionales e internacionales. Esa combinación ubica a Bariloche con 1.634 millones, entre recursos para el Parque Tecnológico del Castello y fondos nacionales para la Avenida Bustillo, pasando por reservas para la conclusión de planes habitacionales.
Bariloche encabeza la nómina, con el 30% de la partida para los municipios. Lo sigue Cipolletti, con 919 millones, y Viedma, con 380 millones. Roca figura con 327 millones, incluso detrás de Campo Grande, con 387 millones por su previsión del Castello por su riego.

Hay otros ejemplos de la fuerte incidencia del Castello, como en Pilcaniyeu y Sierra Grande (Playas Doradas) por las plantas cloacales.

En la medición por habitante, Cipolletti se aproxima a la media mientras Viedma solo está cerca de la mitad. Roca no llega al tercio.

Ese desplazamiento roquense parte de la escasa participación original en el Castello, con obras de mejoramiento de agua, en etapa final y costo de unos 150 millones.

En su informe técnico, el Frente de Todos evalúa la partida presupuestaria de Roca en unos 236 millones. No lo aclara, pero se interpreta que llega a ese número al excluir una asignación para reparaciones de las rutas Nº 6 y Nº 8, que son unos 91 millones, de un crédito nacional.

Existe una reserva de 1.451 millones para obras “no clasificadas”, mayormente del IPPV, con la esperanza de que se concreten planes habitacionales.

Obviamente, esa interpretación reduce la asignación de las planillas y, en consecuencia, Roca aparece más excluida, que se constituyó en importante argumento de esa oposición en el debate en la Legislatura.

La confección provincial totaliza unos 7.589 millones que se reparte por municipios, comisiones de fomento (unos 127 millones), departamentos en obras “indeterminadas” (unos 550 millones) y, también, una previsión “no clasificada” (1.451 millones), mayormente centrada en el IPPV para posibles planes habitacionales.


Carreras habló de “problemas de carga” en los listados


Enviado el 24 de noviembre a la Legislatura, el presupuesto –con el plan de obras– fue aprobado el 4 de diciembre. Pero, la gobernadora Arabela Carreras sorprendió el viernes a los intendentes en Regina al expresar que existieron “problemas de cargas en las planillas” entonces las debatidas y aprobadas no fueron las definidas con Obras Públicas, que planteaban –dijo– un criterio vinculado con “el índice de coparticipación” y otras referencias en favor de los “municipios más pequeños”.

Aún así, Carreras aseguró que el ministro Carlos Valeri asignará obras en el 2021 que “se reflejarán según el proyecto original”.

En la anterior distribución, que correspondió al 2020, Bariloche y Cipolletti –según el presupuesto aprobado– ya habían liderado el ranking de obras, seguido por El Bolsón, Viedma y Río Colorado.

Sexto aparecía Campo Grande, empujado por la primera inclusión de la obra de riego, mientras Roca figuraba séptima, con unos 129 millones.
Continuaban San Antonio, Allen y Regina.

En concreto, ponderando las partidas reservadas por el oficialismo, ocho de los diez primeros municipios eran o serían gobernados por Juntos mientras los restantes eran del Frente de Todos.


La oposición legislativa planteó su rechazo y denunció “discriminación” en la distribución


En el debate legislativo, el bloque del FdT, que encabeza María Martini, denunció que sus municipios aparecían discriminados, logrando cierta reacción del gobierno provincial frente al caso más evidente: Lamarque, que no tenía ninguna obra para el 2021.

En una planilla complementaria, el oficialismo sumó cinco obras en cuatro municipios, dos para Lamarque y las restantes en Sierra Grande, Comallo y Los Menucos. Los primeros dos del FdT y los otros de Juntos.

El reparto fue un argumento en el rechazo frentista al presupuesto. “Una distribución antojadiza y discriminatoria”, dijo el legislador José Luis Berros. Luis Noale advirtió la “escasa obra pública para la zona Atlántica” porque al hospital de Las Grutas “solo le quedan 90 días”. El roquense Ignacio Casamiquela remarcó los bajos montos para Roca y, al final, Martini contrastó esa actitud provincial con el respaldo a Río Negro del gobierno nacional.

Además, esa bancada planteó el desequilibrio en un trabajo, con sus parámetros. Así, diferencia municipios de Juntos, del Frente y “aliados de JSRN”, sin otras precisiones. Sus sumas arrojan 565 millones para los suyos –un 10,5%– frente a 3.852 millones de JSRN –un 71%– y a los 995 –u 18,5%– para los que ubica cerca del oficialismo.

En ese análisis, evidentemente, hay administraciones del FdT que no registra como propias ya que los 12 municipios totaliza unos 1080 millones.

El trabajo del FdT consigna las asignaciones para las Comisiones de Fomento por unos 126 millones, con “solo 13 con partidas” y las “ más beneficiadas son El Cuy (lo principal: un proyecto de conectividad) y Ojo de Agua (trabajos en estación de ferrocarril y vías férreas). Además se hace referencia a las partidas “indeterminadas” incluidas en los departamentos Adolfo Alsina, Avellaneda, Bariloche, Roca, San Antonio y 25 de Mayo.

La asignación mayor

1.634
millones en obras es la reserva para Bariloche. Para el 2020 se programaron 912 millones. La suba ronda el 80%.
7.589
millones de pesos en el total de obras asignadas, repartidas en municipios, comisiones de fomento, departamentos, y otras “no clasificadas”.

10.151
pesos por habitante es el índice 2021. El monto de obras del 2020 fue de casi 6.400 millones, proyectando 8.700 pesos por habitante.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Municipios del FdT están relegados en el reparto de obras en Río Negro