Murió esperando una cama de terapia intensiva, en Cinco Saltos

La víctima tenía 70 años y padecía diabetes. Su familia había presentado un recurso de amparo en la Justicia Federal, en Roca. Un segundo paciente fue derivado a Viedma.

Redacción

Por Redacción





Un hombre de 70 años que estaba afiliado a la obra social PAMI, falleció en la ciudad de Cinco Saltos tras un severo cuadro de covid-19 que afrontaba desde hace más de seis días. El deceso se produjo luego de que un juez del fuero Federal respondió favorablemente a un recurso de amparo que había presentado su familia y por el cual solicitaban su inmediato traslado a una Unidad de Terapia Intensiva (UTI) de otro centro médico de mayor complejidad.

Según se informó, este vecino había presentado los primeros síntomas el 1° de mayo y además tenía una patología previa. Rápidamente comenzó con cefalea, astenia (debilidad o fatiga) y mareos. Tras la primera consulta en el Servicio de Emergencia del hospital de Cinco Saltos, se le realizó el test de coronavirus al que finalmente dio positivo.

En las horas posteriores, el paciente fue presentando un cuadro cada vez más grave y allí surgió el gran problema, cuando los médicos informaron a la familia que no podían garantizar la aplicación de oxígeno teniendo en cuenta la situación de «emergencia» y que se encuentran «desbordados por la cantidad de pacientes covid positivos».

A partir de este escenario, la familia recurrió a la Justicia Federal y el mismo viernes por la tarde presentaron un recurso de amparo que tuvo una rápida resolución ya que el Juez Hugo Greca solicitó una serie de informes a la obra social PAMI que fueron respondidos con celeridad. De esa manera, y tras el visto bueno de la obra social, se confirmó que iba a ser derivado a un centro de mayor complejidad.

Pero según se informó, horas después se produjo el deceso de este vecino quien falleció cuando el avión sanitario ya se encontraba en pleno vuelo desde Buenos Aires a Cinco Saltos para realizar su traslado a la ciudad de Viedma.

Tuvo mejor suerte

Un segundo paciente -de 61 años- que presentaba el mismo cuadro tuvo mejor suerte y pudo ser trasladado a la UTI del hospital de Viedma. Se trata de otro afiliado a la obra social PAMI, quien el 23 de abril había recibido la aplicación de la vacuna Astra Zéneca. Cuatro días después, el vecino comenzó a presentar los primeros síntomas por lo que horas más tarde, y tras realizarse el test correspondiente, se confirmó que portaba el virus.

«A raíz del cuadro referido, relatan que el martes 4 de mayo pasado lo internaron en el citado hospital público y su
cuadro se agravó, requiriendo un tratamiento intensivo que no está recibiendo,
por lo que considera la actora que la vida está en riesgo de muerte permanente«, refiere el escrito presentado al Juzgado Federal.

El amparo fue elevado el mismo viernes y ya el sábado por la mañana logró una respuesta positiva por lo que efectivamente se trasladó al paciente en un avión sanitario a la ciudad de Viedma donde actualmente se encuentra internado en una Unidad de Terapia Intensiva.

«Como se ve, la saturación del sistema de unidades de terapia intensiva (UTI) tanto del sector público como privado,
no requieren demasiados elementos probatorios
. Pues dicha circunstancia resulta de ser público conocimiento y como se dijo, de ninguna manera puede entenderse que la demandada resulte extraña a la presente situación de pandemia mundial«, expresó el magistrado en uno de los párrafos de la resolución que firmó el sábado pasado y que permitió al paciente ser asistido en otro centro médico de la provincia.


Temas

Río Negro

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Murió esperando una cama de terapia intensiva, en Cinco Saltos