Murió Lucía Bosé, icónica actriz del neorrealismo italiano y madre de artistas

La actriz italiana fue conocida por sus papeles en películas de Antonioni, Buñuel y Fellini y fue la matriarca de una familia de creadores.



En su carrera Lucía Bosé actuó con directores españoles e italianos. (Foto AP).

En su carrera Lucía Bosé actuó con directores españoles e italianos. (Foto AP).

La actriz italiana Lucía Bosé, madre del cantante Miguel Bosé y otros dos hijos, falleció de neumonía hoy a los 89 años en Brieva, Segovia, España, donde residía, luego de una intensa vida artística en su país natal, que se suspendió a mediados de los años 50 cuando se casó con el torero Luis Miguel Dominguín y se dedicó a la vida hogareña.

Miguel Bosé comunicó la noticia a través de su cuenta personal en twitter: “Queridos amig@s ... os comunico que mi madre Lucía Bosé acaba de fallecer. Ya está en el mejor de los sitios”, escribió el popular artista, que recibió las condolencias de muchos compañeros de profesión.

Nacida en Milán en 1931, Bosé ganó el concurso de Miss Italia 1947, un trampolín que la llevó hacia el cine en títulos como “Pascua de sangre” (1950) y “Roma a las 11” (1952), de Giuseppe de Santis, “El amor es mi ruina” (1951), de Mario Soldati, “París es siempre París” (1951) y “Las muchachas de Plaza España” (1952), de Lucino Emmer, “Crónica de un amor” (1950) y “La dama sin camelias” (1953), de Michelangelo Antonioni, “Cela s'appelle l'aurore” (1956), de Luis Buñuel.

En 1955 viajó a España para rodar “Muerte de un ciclista”, de Juan Antonio Bardem, junto al catalán casi argentino Alberto Closas, y en una fiesta en la embajada de Cuba conoció a Dominguín, uno de los toreros más cercanos al régimen franquista, y el flechazo se produjo. Con él tuvo tres hijos: el cantante Miguel Bosé, la empresaria Lucía, y la actriz y diseñadora de moda Paola Dominguín.

También trabajó bajo las órdenes de Jean Costeau (“El testamento de Orfero”, 1960), Manuel Summers (“No somos de piedra”, 1967), Federico Fellini (“Fellini Satiricón”, 1969) y Mauro Bolognini (“Metello”, 1969), en las que a los 38 años mostró que era una de las mujeres más hermosas del planeta.

Con una actividad menos frecuente se la vio asimismo en “Sotto il segno dello Scorpione” (1969), de Paolo y Vittorio Taviani), “Nathalie Granger” (1972), de Marguerite Duras, “Locura erótica” (1975), también de Bolognini, “Lumière” (1975), de Jeanne Moreau, “Crónica de una muerte anunciada” (1987), de Francesco Rosi.

Se divorció del torero en 1967 y el hecho fue un escándalo para la pacata sociedad española de la época y su fuerte personalidad la hicieron figura corriente en las revistas del corazón, incluso cuando fue absuelta en 2018 por la apropiación indebida de un dibujo que Pablo Picasso le dedicó a su casera Remedios de la Torre Morales, la Tata, que había trabajado durante 50 años en su casa.

Mucho se habló del caso y en los medios supusieron que la absolución se debió a quién era y qué contactos sociales tenía; pero a esa altura ya no era quien había sido, por más que en los últimos años llevara el cabello teñido de azul, como gustaba hacer.

Según los diarios españoles, su última aparición pública fue el pasado 15 de marzo durante el programa en “Prodigios”, emitido por TVE y conducido por su amigo personal Boris Izaguirre.

Télam


Comentarios


Murió Lucía Bosé, icónica actriz del neorrealismo italiano y madre de artistas