Murió un matrimonio al explotar su colectivo a gas 

El accidente fue en una estación de servicio de Mendoza. El equipo habría sido modificado sin la aprobación de expertos



MENDOZA (DyN).- Una pareja de turistas franceses murió ayer cuando estalló un colectivo estilo "motor-home" que ocupaban en momentos que cargaban gas comprimido en una estación de servicio ubicada en la localidad de Godoy Cruz, a 10 kilómetros del centro de Mendoza, se informó.

Las víctimas se encontraban a un costado del rodado Mercedes Benz, chapa 4849-GF48 de origen brasileño, en el que recorrían la provincia y fallecieron en forma instantánea al producirse la explosión.

Tres empleados de la estación de servicio sufrieron heridas leves, según informó el titular de la dirección de Defensa Civil de Mendoza, Guillermo Cruz, al realizar un primer informe provisorio sobre las consecuencias del accidente. La pareja fue identificada oficialmente como Jean Jacques Iral, de 66 años y Marie Rodie, de 57 años.

Fuentes de la investigación aseguraron que el motivo del accidente sería la conversión de un equipo de gas licuado, como el que se utiliza en Brasil, al sistema de gas comprimido de la Argentina, sin haber hecho las verificaciones técnicas correspondientes.

Agregaron, siguiendo la misma lógica, que ésta sería la primera carga de gas que el colectivo habría realizado en territorio argentino, ya que de lo contrario el accidente hubiera ocurrido antes. De esa conclusión se especula con que las víctimas podrían haber ingresado al país vía Chile.

Por su parte, Cruz estimó que de haber sido otra la posición en que estaba estacionada la camioneta, "el desastre hubiera sido muchísimo peor.

Los restos estaban esparcidos hasta a 50 metros del lugar", indicó.

En un primer momento se señaló que las víctimas se hallaban en el interior del vehículo, pero se cree, por el contrario, que estaban parados a un costado cuando éste explotó, ya que sus cuerpos aparecieron tirados sobre el piso de la expendedora. Además, las normas vigentes en la provincia obligan a que la carga de gas se efectúe sin personas dentro de los rodados. Por otra parte se informó que las instalaciones de la estación de servicio respondieron eficazmente a las medidas seguridad, ya que las tuberías de gas quedaron indemnes después de la explosión, que además produjo daños parciales en partes de la mampostería y el techo.

El colectivo estalló alrededor de las 9.15 en la estación de servicio Shell, ubicada en el carril Rodríguez Peña y el Acceso Sur. La explosión causó la destrucción de los vidrios y el interior del vehículo, no tanto en su carrocería, así como roturas en el techo de la expendedora.

Por su parte, la empresa Shell emitió ayer por la tarde un comunicado en el que señaló: "Según testimonios, al parecer la conexión interna de esa boca había sido modificada y alimentaba directamente a la garrafa de cocina".

El parte indicó que "los turistas posicionaron el vehículo frente al surtidor de GNC y el playero le insertó el pico en la boca de carga, produciéndose la explosión del tubo-garrafa, cuyo límite de presión es de 15-17 Bar mientras el despacho normal de GNC para vehículos es de 200 Bar.

Además, Shell afirmó que "la estación de servicio siniestrada contaba con el manual de operaciones y la cartelera visible que advierte que no se puede proceder a la carga de GNC sin verificar previamente que el vehículo cuenta con la oblea roja extendida por el Enargas y que la misma no estuviera vencida".

Al respecto, la compañía citando como fuente a "testigos que estaban en el lugar" divulgó que es "improbable que el vehículo tuviera la oblea". 


Comentarios


Murió un matrimonio al explotar su colectivo a gas