Nación aceptó sacar la U-9 del centro de Neuquén

El Ministerio de Justicia dio ayer el visto bueno para el traslado. Jorge Sapag y "Pechi" Quiroga participaron en la negociación. La venta de los terrenos servirá para financiar una nueva prisión.

NEUQUEN (AN) - El ministerio de Justicia de la Nación le dio ayer el visto bueno al intendente Horacio Quiroga y al vicegobernador Jorge Sapag para buscarle una nueva ubicación a la cárcel U9, que ocupa 9 hectáreas en el centro de Neuquén y corta el trazado de cinco calles.

El jefe comunal y el vicegobernador se reunieron ayer con el subsecretario de Justicia nacional, Carlos Balbín, y la titular de la cartera de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios, Patricia Bullrich, para tratar especialmente este asunto.

El traslado de la U9 fuera de la ciudad es un viejo anhelo de quienes viven en sus alrededores, pero también es una antigua propuesta del actual intendente.

Las autoridades nacionales, provinciales y municipales acordaron firmar en breve un acuerdo para formalizar la decisión.

La idea es que el inmueble que actualemente ocupa la cárcel sea la base para financiar los costos de la construcción de la nueva unidad de detención, aunque el Estado se desligará de esta tarea porque estará en manos de quien gane la licitación, en función de las pautas que se fijen en los pliegos.

La U9 ocupa un predio de 9 hectáreas entre las calles Entre Ríos, Alberdi, Illia y Alderete. Su dimensión es tal que en ese mismo espacio podrían existir ocho manzanas de casas residenciales o edificios de departamentos.

Además de las complicaciones de tránsito que ocasiona una cárcel enclavada en el centro de la ciudad, la U9 es motivo permanente de quejas de los vecinos, que temen por su seguridad cada vez que estalla un motín o se produce una fuga de detenidos.

Como muchos otros inmuebles más pequeños, la cárcel fue construida a principios del siglo veinte en una zona que en ese entonces nadie pensaba que iba a convertirse en un sector residencial del centro neuquino, a pesar de que está ubicada a sólo cinco cuadras de la avenida Argentina.

No está claro aún si la idea es mantener en pie parte de las edificaciones, que datan de 1904.

Aunque los detalles de la licitación se conocerán más adelante, existe predisposición de la provincia para ceder terrenos fiscales donde levantar la nueva unidad de detención, que continuará bajo la órbita del Servicio Penitenciario Nacional.

La municipalidad tendrá ahora que diseñar las pautas de desarrollo de la nueva zona urbana a habilitar una vez que la cárcel sea trasladada. Fuentes oficiales adelantaron que en las nuevas manzanas tendrá que haber, al menos, una plaza. Desde siempre Quiroga fue un impulsor de la apertura de las calles Alderete, Villegas y Camino.

Las especulaciones extraoficiales indican que el terreno tiene un valor base que ronda los 10.000.000 de pesos.

El que se quede con el negocio inmobiliario y, como contrapartida, construya la nueva cárcel, tendrá el beneficio de comercializar las tierras y obtener una ganancia de la operación.

De realizarse el traslado, el ingreso de vehículos al microcentro desde la zona este de la ciudad se verá favorecido.

Proponen reubicar la Colonia Penal de Roca en un predio del INTA

ROCA (AR).- La iniciativa para trasladar la Colonia Penal de Roca hacia la zona de chacras sigue en pie, salvo que ahora el lugar elegido no sería el predio de la Emeta en Paso Córdoba sino el terreno que la municipalidad recibió de manos del INTA en J. J. Gómez.

El cambio de escenario surgió luego del informe que realizaron los técnicos del Servicio Penitenciario Federal y la Secretaría de Políticas Penitenciarias tras su visita a la región en febrero pasado.

De acuerdo a las afirmaciones realizadas por Patricia Bullrich el jueves en Bariloche, el resultado de los análisis a la chacra de la Emeta habrían sido negativos porque las 50 hectáreas disponibles no alcanzarían para albergar a la totalidad de los internos de la Unidad 5 de Roca.

La secretaria de Políticas Penitenciarias confirmó que el terreno ofrecido por el gobierno rionegrino en Paso Córdoba no reunía las características apropiadas para el traslado de la Colonia Penal, actualemente ubicada en en centro geográfico de Roca y ocasionando un serio inconveniente para el normal crecimiento de la ciudad.

Conocida esta respuesta del Servicio Penitenciario Federal, pudo saberse que los representantes del gobierno rionegrino ofrecieron como alternativa la mayoría de las 64 hectáreas que la municipalidad de Roca posee en J.J. Gómez desde noviembre del año pasado, cuando el INTA se las cedió a cambio de la exención de tasas por el actual predio de la ruta 22 en Guerrico. Al ser consultada por esta nueva propuesta, Bullrich sólo respondió que sabía de otras alternativas, pero no quiso hacer adelantos porque todavía no habían visitado los terrenos.

Desde el municipio roquense pudo saberse ayer que esos terrenos de los que habló la funcionaria nacional son los mismos que décadas atrás albergaban a la Estación Experimental Alto Valle del INTA, sobre la ruta 65.

Esta novedad generó algunas dudas entre los funcionarios del municipio porque el acuerdo con el organismo nacional de tecnología agropecuaria fue realizado con el objetivo de trasladar el predio de la Fiesta Nacional de la Manzana hacia allí, además de la instalación de un museo agrícola y natural.

La chacra de la Emeta analizada por los técnicos en febrero tiene una extensión aproximada de 50 hectáreas, que no serían sufucientes para el nuevo emplazamiento de la Unidad 5.

Por su parte, el terreno de J.J. Gómez cuenta con 64 hectáreas, que podrían ser utilizadas casi en su totalidad ya que el museo sólo abarcaría el inmueble en el que funcionaban las antiguas oficinas del INTA y unos pocos metros cuadrados a su alrededor.


Comentarios


Nación aceptó sacar la U-9 del centro de Neuquén