Neuquén, a la deriva en materia educativa

CÉSAR ANÍBAL GASS *

La Provincia del Neuquén siguió un derrotero, errático, sin rumbo, en materia educativa y con el clásico hermetismo, una vez más, no escuchó las alternativas propuestas por la oposición.


A lo largo del año pasado, el bloque de Juntos por el Cambio presentó en la Legislatura varios proyectos de ley y de resolución sobre educación, entre los que destacó el proyecto de ley 13954, mediante el cual se busca crear un fondo excepcional educativo que garantice la igualdad de posibilidades a todos los estudiantes ante la brecha educativa generada por la pandemia.
En reiteradas oportunidades, tuvimos la voluntad de reunirnos con la ministra de Educación para acercar nuestras propuestas y tener un diálogo franco. Las audiencias nunca fueron concedidas.


Lamentablemente todas estas pretensiones de políticas públicas concluyeron con la misma singularidad: han sido frenadas in limine por la mayoría automática del gobierno provincial.


En octubre del 2020 hemos denunciado públicamente que la mitad de los estudiantes de la provincia fueron excluidos del sistema por falta de conectividad. No podemos permitir, bajo ninguna circunstancia, que este trágico fenómeno se vuelva a repetir este año. Ya no se trata del esfuerzo por parte de los docentes, se necesita también del esfuerzo del Estado; y es en la escuela donde los alumnos recibirán capacitación y aprenderán sobre los cuidados elementales e inculcarán a sus familias y amigos sobre la necesidad de bajar riesgos.


En todos los países desarrollados la pandemia se vivió con los alumnos en las escuelas, y cuando la gravedad lo aconsejó fueron los últimos en retirarse y los primeros en volver. Sin panorama para este año que estamos transitando, en lugar de acercarnos cada vez más a la educación, al conocimiento, a la formación ciudadana, se está propiciando, por inacción, el analfabetismo en la provincia.


Pero para abrir las escuelas necesitamos con urgencia saber qué hizo el gobierno para tener en condiciones la infraestructura edilicia, para enfrentar un calendario con edificios que no han tenido mantenimiento por más de nueve meses. Necesitamos saber cuáles son las prioridades del gobierno en inversiones, a partir de los $ 30.000.0000 que recibió del Ministerio de Educación de la Nación; el estado de las obras que se han realizado. Necesitamos saber si, además de los protocolos de salud, el Estado provincial puede garantizar la seguridad edilicia.


Es que cuando las escuelas cierran se dinamita el futuro, y con él la producción, el trabajo, la libertad, la autonomía.
Si bien no se puede volver el tiempo atrás, debemos aprovechar el escaso período que nos queda para planificar un regreso a clases organizado y con protocolos. Por el bien de los niños y jóvenes neuquinos, por su presente y por su futuro.


El gobierno provincial debe garantizar las clases presenciales, porque de la decadencia no se vuelve.

Diputado provincial, Juntos por el Cambio, UCR


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Neuquén, a la deriva en materia educativa